El equipo de Miquel Roca junto a responsables de Fruits de Ponent
El equipo de Miquel Roca junto a responsables de Fruits de Ponent FRUITS DE PONENT

El Tribunal General de Justicia de la Unión Europea, en Luxemburgo, ha celebrado este martes la vista correspondiente al recurso interpuesto por Fruits de Ponent Grupo Cooperativo contra la Comisión Europea por las medidas que adoptó en agosto de 2014 para hacer frente a las perturbaciones del mercado de la fruta de hueso, la bajada de precios y el cierre de frontera para exportar a Rusia, conocido como el veto ruso.

La defensa del Grupo Cooperativo encabezada por el abogado Miquel Roca Junyent solicita al Tribunal General que condene a la Comisión Europea a reparar las consecuencias negativas que afectaron a socios cooperativistas con la consecuente pérdida económica durante la campaña de 2014, ya que, entiende, que la Comisión no actuó de manera diligente y efectiva, ha informado la compañía leridana en un comunicado.

En declaraciones a Europa Press, el director general del grupo, Josep Presseguer, ha asegurado que en la vista ha quedado claro el comportamiento de la Comisión, que a su juicio actuó "tarde y mal", y ha cifrado la cantidad que reclama en 312.000 euros.

En el recurso interpuesto, el Grupo Cooperativo alega que la Comisión Europea, en agosto de 2014, fue "actuar tardíamente" a la hora de hacer frente a las perturbaciones del mercado.

Según el grupo cooperativo, la Comisión utilizó mecanismos de corrección que meses antes la misma institución había tachado de inadecuados e ineficaces, no recogió información adecuada de los mercados y las medidas de retirada no fueron las correctas para hacer frente a la crisis generada.

Sostiene que mediante sus acciones y omisiones, la Comisión cometió, a su juicio, una violación de las normas que tienen por objeto conferir derechos a los particulares, como el principio del deber de diligencia; los principios de asistencia y protección; el principio de buena administración, y el principio de interdicción de la arbitrariedad.

Con esta demanda, Fruits de Ponent pretende también poner de relieve a instancias europeas la crisis que consideran que afecta al sector desde 2014 y que aseguran que ha supuesto pérdidas millonarias, además de la desaparición de muchas explotaciones agrícolas.

Consulta aquí más noticias de Lleida.