El complejo concéntrico de la Loma del Real Tesoro
El complejo concéntrico de la Loma del Real Tesoro CEDIDA

Una investigación científica sobre el complejo "concéntrico" de zanjas descubierto en el entorno de Carmona (Sevilla) conocido como La Loma del Real Tesoro señala el "enigmático" y "enorme hoyo" que parece ser el "corazón y origen" de este enclave, cuya antigüedad se remonta al tercer milenio antes de Cristo y cuyas funciones para las antiguas poblaciones de la zona sigue pendiente de ser averiguada.

Este estudio, firmado por los arqueólogos Javier Escudero Carrillo, Marta Díaz-Zorita, Martin Bartelheim y Leonardo García Sanjuán, gira en torno a la zona arqueológica de La Loma del Tesoro, enclavada en el término municipal de Carmona, a unos dos kilómetros de la población de Guadajoz y descubierta allá por 2002.

El yacimiento, como bien detalla el informe merced a la campaña de investigación acometida entre 2015 y 2016, se divide en dos sectores que distan entre sí unos 400 metros, centrándose la investigación en el segundo de ellos, donde "el análisis combinado de fotografías aéreas" y prospecciones magnéticas reveló numerosas cercas cavadas y ordenadas de modo concéntrico".

Las labores de investigación de las que parte este estudio científico recogido por Europa Press, realizadas allá por 2015 y 2016, pusieron así de manifiesto que "el centro del complejo (descubierto) está ocupado por una estructura circular de un diámetro estimado de 20 metros y un área de 315 metros cuadrados".

Así, el estudio elaborado por los citados arqueólogos describe el recinto descubierto mencionando cuatro cercas cavadas de manera "concéntrica alrededor de la gran estructura central", si bien el trabajo de campo también incluyó el hallazgo de otras dos zanjas más distanciadas de las ya descritas, con diferente ordenación y "mucho mayor diámetro".

Igualmente, el informe detalla que las excavaciones arqueológicas que siguieron a las fotografías aéreas y las prospecciones geomagnéticas se saldaron con la identificación de un total de "32 estructuras" en la principal concentración de cercas, tratándose tales estructuras de fosos, hoyos "cónicos" o "cilíndrícos, piletas circulares u ovales y una "macro estructura negativa" o gran hoyo de 2,2 metros de profundidad y un diámetro de 16,5 metros.

"FRAGMENTOS DE CERÁMICA"

Las excavaciones, además, arrojaron el descubrimiento de "fragmentos de cerámica" presumiblemente pertenecientes a "platos, tazas o cuencos", entre otros utensilios domésticos, algunos de ellos incluso con decoración.

Y aunque "la cronología precisa" de cada uno de estos elementos seguía "en estudio" a la hora de redactar este informe, los autores del mismo exponen en dicho documento que "de acuerdo con los indicios disponibles, el enclave habría sido estado en uso durante un largo periodo de tiempo, abarcando la totalidad del tercer milenio antes de Cristo".

Con tales elementos sobre la mesa, los arqueólogos que firman este estudio recogido por Europa Press exponen que la zona de la Loma del Real Tesoro está localizada "en una posición estratégica" respecto al río Guadalquivir, su afluente Corbones y el escarpe de Los Alcores, mientras la investigación de los fragmentos de cerámica descubiertos en cada uno de los dos sectores en los que se divide el yacimiento arqueológico sugerirían que ambos espacios habrían sido "contemporáneos", pero quizá habrían desempeñado "diferentes funciones.

Y a la hora de las conclusiones, aunque los autores de este estudio científico avisan de que con los indicios disponibles "sería prematuro presentar una interpretación general" respecto a este enclave arqueológico, sí ponen de relieve determinados aspectos.

EL "ENIGMA" DE LA LOMA DEL REAL TESORO

En primer lugar, los autores del informe prestan especial atención a que "la ordenación o plan de las cinco zanjas más interiores" descubiertas en el sector número dos del yacimiento arqueológico "parece gravitar alrededor de una gigante, profunda y aún enigmática marca circular negativa localizada en su centro". "Este enorme hoyo parece yacer en el corazón y el origen del sistema completo de zanjas", exponen los arqueólogos, recordando eso sí que estas "impresiones preliminares" están pendientes de "más análisis".

Además, aunque los arqueólogos señalan que la ordenación concéntrica de las enormes zanjas es "el resultado de una idea o plan preconcebido", lo cierto es que aún "es imposible decir si estas cercas fueron cavadas y usadas como parte de un proyecto ejecutado" en un momento concreto, o "fueron producidas durante un largo periodo, como resultado de la repetición de prácticas sociales en el enclave", hipótesis esta última que cuenta con más respaldo por parte de estos expertos.

Finalmente, los autores de este estudio plantean el "debate" destinado a resolver si este enclave fue una villa, un lugar de encuentro que acogiese los rituales y celebraciones de las comunidades humanas del tercer milenio antes de Cristo o "la mezcla" de ambos aspectos, extremo que habrá de ser resuelto mediante nuevos estudios.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.