Mercado, mercados, compra, compras, fruta, frutas
Mercado, mercados, compra, compras, fruta, frutas EUROPA PRESS

Un 72,6 % de las frutas y un 41,1 % de las hortalizas comercializadas en Francia tienen trazas de pesticidas, y en algunos casos con tasas superiores a los límites autorizados.

Estas son las principales conclusiones de un estudio presentado este martes por la asociación ecologista Generaciones Futuras. El informe se apoya en los datos oficiales de los llamados "planes de vigilancia" realizados por el organismo francés de lucha antifraude entre 2012 y 2016.

Generaciones Futuras ha hecho público este informe a cuatro días de la apertura del Salón de la Agricultura de París. Y con los datos en la mano ha aprovechado para pedir al Gobierno que adopte "disposiciones rápidas y eficaces para la promoción de la agricultura ecológica" y para reducir lo máximo posible el uso de pesticidas en los cultivos convencionales.

La fruta más contaminada es la uva, encontraron pesticidas en un 89 % de las muestras analizadas; en las clementinas y mandarinas, un 88,4 % y en las cerezas, un 87,7%. Por detrás, con porcentajes superiores al 80 %  vienen el pomelo, la fresa, la nectarina-melocotón y la manzana.

En el extremo opuesto, como frutas menos contaminadas se sitúan el aguacate, el kiwi, y la ciruela.  En las muestras analizadas de mangos y papayas solo encontraron un 5% de piezas con pesticidas.

Por lo que respecta a las hortalizas, se encontraron restos de pesticidas en el 84 % del apio analizado y en más de la mitad  de las endivias y lechugas.