Ría de Villaviciosa, Misiego
Ría de Villaviciosa, Misiego EUROPA PRESS

Según indica el Proyecto Mares del IHCantabria, (IHCantabria) en nota de prensa, la ría de Villaviciosa es uno de los estuarios mejor conservados y de mayor valor ambiental de la costa Cantábrica, y por eso ha sido seleccionado en Asturias por el grupo de Ecosistemas Litorales y el grupo de Clima Marino y Cambio Climático del IHCantabria, dentro del proyecto 'Elaboración de Mapas de riesgo de los sistemas naturales frente al cambio climático en los Estuarios cantábricos' (Mares).

Este espacio está declarado como Reserva Natural Parcial desde 1995, forma parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos del Principado de Asturias, es Zona de Especial Protección para las aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC), estando incluido en la Red Natura 2000. Asimismo, está integrado en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (Ramsar).

Se trata, por lo tanto, de un espacio singular, cuyas condiciones ambientales y marinas, el especial grado de salinidad de las aguas y la alternancia del nivel de anegación por el efecto de las mareas ha traído consigo el desarrollo de especies de flora y fauna muy singulares, convirtiéndolo en un lugar de gran relevancia botánica.

Los estuarios son ecosistemas costeros especialmente vulnerables a la subida del nivel del mar, que se está produciendo como consecuencia del cambio climático.

Por ello y por su alto valor ecológico, económico y social, constituyen un objetivo prioritario en las estrategias de conservación, restauración y adaptación al cambio climático.

Sin embargo, para el diseño de una estrategia de gestión efectiva y sostenible a largo plazo es necesario disponer de información y herramientas que permitan evaluar los impactos y el riesgo potencial de estos ecosistemas frente al cambio climático.

Para realizar el proyecto, desde el IHCantabria se han seleccionado cuatro estuarios del litoral cantábrico, uno por comunidad autónoma: Txingudi-Bidasoa (País Vasco), Marismas de Santoña (Cantabria), Villaviciosa (Asturias) y Eo (Asturias - Galicia).

En estos estuarios se realizarán tareas muy específicas, que comenzarán con una simulación mediante modelos matemáticos de la cota de inundación afectada por el aumento del nivel del mar según diferentes escenarios de cambio climático.

Posteriormente se identificarán los servicios ecosistémicos que proporciona cada estuario a la sociedad y, por último, se calculará la pérdida de estos servicios ecosistémicos debido a la inundación.

Los resultados obtenidos podrán ser utilizados por los gestores de los distintos espacios naturales para orientar medidas de restauración, adaptación y mitigación desde una visión integradora de todos los intereses que coexisten en las zonas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.