La cuenca del Añarbe viene registrando un episodio de intensas precipitaciones desde el pasado sábado, en el que se han recogido hasta las ocho de la mañana de este martes un total de 155 litros por metro cuadrado en la presa y 226 en Eskas, cabecera de la cuenca en la zona de Artikutza.

Según informa Aguas del Añarbe, todos los órganos de desagüe de la presa permanecen totalmente cerrados desde las 14.10 horas de este pasado lunes sin que "se haya efectuado alivio ni desembalse alguno al río hasta el momento, con la única excepción del preceptivo caudal ecológico".

En esa línea, apunta que, como consecuencia de las intensas precipitaciones, se ha venido produciendo un "importante y rápido" incremento del caudal de entrada y del volumen embalsado. Además, destaca que en sólo 18 horas se han retenido un total de 2,5 millones de metros cúbicos, evitando así su aportación al río Añarbe y, en consecuencia, al Urumea.

ALIVIADERO

Finalmente, señala que el caudal de entrada al embalse asciende en este momento a 50 metros cúbicos por segundo, por lo que, de mantenerse durante las próximas horas, se estima que a las 12.15 horas se alcanzará el nivel de cota del aliviadero.

A partir de ese momento, el cierre de las compuertas del aliviadero permitirá disponer temporalmente de un resguardo complementario cuyo desembalse "habrá que gestionar en aplicación de las Normas de Explotación legalmente vigentes y evitando en lo posible sobreelevaciones superiores a las ya alcanzadas en el Urumea".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.