Según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, la investigación de la Brigada Local de Policía Judicial de Valdepeñas surgió a raíz de la denuncia de la víctima, que manifestó que le habían sustraído su cartera y sacado 500 euros con su tarjeta de crédito de un cajero automático.

Las gestiones realizadas por la policía han concluido que realizaba la actividad delictiva de forma itinerante y que se desplazaba por toda la geografía española para cometer delitos de hurtos.