Avión de Aseman Airlines
Imagen de archivo de un avión del modelo ATR 72 perteneciente a la aerolínea iraní Aseman. Konstantin von Wedelstaedt / WIKIPEDIA

Los restos del avión de la compañía Aseman desaparecido el domingo con 66 personas a bordo fueron encontrados este martes en una zona montañosa del centro de Irán, anunciaron los Guardianes de la Revolución iraní.

El portavoz de este cuerpo de elite, el general de brigada Ramezan Sharif, informó de que los helicópteros de la fuerza aeroespacial de los Guardianes detectaron el aparato en las alturas de la montaña Dena. El departamento de Rescate de la Media Luna Roja iraní también confirmó que los restos del avión, un ATR-72, fueron hallados  justamente en la cima Noghol.

Cuatro helicópteros se dirigen al lugar del accidente para recuperar los cuerpos de los pasajeros y tripulantes que viajaban en el aparato.

En las operaciones de búsqueda han participado todas las fuerzas del país, desde la Policía al Ejército y los Guardianes de la Revolución, aunque los helicópteros no habían podido hasta ahora acercarse al lugar del accidente a causa del mal tiempo.

El ministro de Carreteras y Desarrollo Urbano, Abas Ajundí, reconoció este lunes que el difícil acceso y las duras pendientes del terreno, así como las nevadas y las precipitaciones del primer día del accidente estaban ralentizado las operaciones para recuperar los restos del avión.

El avión, un modelo ATR 72 de veinte años de antigüedad operado por Aseman Airlines, volaba desde Teherán a Yasuj y desapareció del radar en torno a las 8.00 (hora local), unos 20 minutos después de despegar del aeropuerto de Mehrabad, de acuerdo con fuentes de la Dirección de Aviación Pública. El aparato se estrelló en la región montañosa de Semirom, a unos 50 kilómetros al norte de su lugar de destino.

La compañía aérea ya confirmó el mismo domingo la muerte de todos los que viajaban a bordo del aparato: entre ellos un niño, dos pilotos, dos auxiliares de vuelo y dos miembros del personal de seguridad.