El consejero Joaquín Olona y el decano de Agrónomos, Ángel Jiménez.
El consejero Joaquín Olona y el decano de Agrónomos, Ángel Jiménez. EUROPA PRESS

Así lo ha avanzado este lunes el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, quien ha señalado que se valorará el grado de profesionalidad de agricultores y ganaderos en función de sus fuentes de ingresos, de manera que obtendrán la máxima puntuación los que se dediquen íntegramente a estas tareas. De esta forma, no se les clasificará como profesionales o no profesionales, sino como profesionales en distinto grado.

Ha puntualizado que el grado de profesionalidad que se consigne en este registro no afectará al cobro de la PAC, pero sí a las ayudas dotadas con fondos propios del Gobierno de Aragón.

Momentos antes de asistir al VI Foro de Desarrollo Rural, en el marco de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA), que abre sus puertas este martes en la Feria de Zaragoza, el consejero ha dicho que es posible una agricultura sin agricultores, pero "no un mundo rural sin agricultores".

La profesionalización "es imprescindible para promover la innovación, para avanzar hacia la adaptación al mercado y lograr que sobrevivan las explotaciones familiares", ha continuado Olona, quien ha dejado claro que "no está en peligro la agricultura", pero sí "la explotación familiar agraria, que configura nuestra sociedad rural".

Así, la profesionalización es una "herramienta imprescindible" para luchar contra la despoblación, ha dicho el titular de Desarrollo Rural, quien ha observado que este problema se debe "en gran medida" a la reducción de la población agraria y la pérdida de agricultores vinculados al territorio.

Joaquín Olona ha puesto de manifiesto que "tenemos un porcentaje muy elevado de beneficiarios de la PAC cuyos ingresos son fundamentalmente no agrarios", concretamente las tres cuartas partes.

CONOCIMIENTO

Por su parte, el decano del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco, Ángel Jiménez, ha dicho que uno de los principales problemas para conseguir un verdadero desarrollo rural es tener "agricultores que estén implantados en el territorio y generen valor añadido al potencial aprovechando el conocimiento".

Ha defendido el modelo de empresa familiar agraria, animando a protegerlo porque en caso contrario "va a generar más diferencias entre grandes empresas y las pequeñas empresas implantadas en el territorio".

"El objetivo es dar herramientas de competitividad a los pequeños agricultores y ganaderos", por ejemplo facilitando que los empresarios agrarios tengan acceso a la innovación.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.