Solución para transportar una bicicleta en un autobús metropolitano
Solución para transportar una bicicleta en un autobús metropolitano CONSORCIO DE TRANSPORTES DE ZARAGOZA

Se trata de la línea 210, que une Zaragoza con Villamayor de Gállego, que cuenta con sus dos autobuses adaptados para viajar con bicicletas a bordo. Este servicio no supone un coste adicional para el usuario que viaje con su bicicleta, que sólo debe pagar el billete habitual válido en la línea, ha informado el consorcio en una nota de prensa.

Para hace posible esta opción, se ha desarrollado una solución "pionera" en España y diseñada por el Consorcio de Transportes en colaboración con las empresas zaragozanas Movibus Service y Automóviles Zaragoza, que permite anclar las bicicletas en una zona especialmente habilitada a tal efecto, preservando la seguridad y comodidad de todos los viajeros.

Según ha explicado el consorcio, unos asientos plegables facilitan el uso habitual de este espacio cuando no es ocupado por bicicletas. El prototipo de esta solución se presentó en abril de 2017 en el congreso 'Zaragoza, Ciudad de las bicis' y ha estado funcionando en pruebas hasta ahora, que se ha extendido ya a todos los autobuses de la línea y, por tanto, a todos sus horarios.

Ahora, comienza un periodo de análisis del comportamiento de esta medida de integración de dos modos de movilidad sostenibles como son la bicicleta y el transporte público, incluida en las Directrices Metropolitanas de Zaragoza, para evaluar su extensión a otras líneas del área del consorcio.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.