Torró y el resto de exediles y cargos durante la legislatura del PP habían denunciado a la actual alcaldesa y el resto de querellados por los delitos de prevaricación, falsedad documental, revelación de secretos y coacciones.

En una primera instancia, el juzgado archivó a través de un auto las actuaciones al entender que no concurrían indicios de criminalidad. Contra esta decisión recurrieron en reforma los denunciantes, una decisión que ha vuelto a ser rechazada por el juzgado al entender, según el auto al que ha tenido acceso Europa Press, que las razones en las que se fundamenta el recurso presentado son las mismas en las que se sustentó la querella que concluyó que no existía indicios de criminalidad en la actuación de Morant y el resto de denunciados.

El fiscal también se opuso al recurso al considerar que la investigación había sido "extensamente llevada a cabo" por el juzgado a través de "múltiples diligencias practicadas" y que la instructora ofreció una "más que suficiente y adecuada motivación al apreciar la inexistencia de indicios de criminalidad".

Consulta aquí más noticias de Valencia.