Entrada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba
Entrada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba EUROPA PRESS

Según recoge la calificación de Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 3,00 horas del día 4 de junio de 2015, los procesados, "puestos de común acuerdo y movidos por el ánimo de obtener ilícito beneficio", hablaban con un varón en las proximidades de un pub y le conminaron a que en vez de marcharse a su domicilio, les acompañara a una casa 'okupa', para lo cual uno de ellos "exhibió una navaja" y le dijo: "tú no vas a ningún sitio o te mato aquí ahora mismo".

Ante esta situación y "dado el temor que le crearon", les acompañó a la vivienda y allí uno de los acusados le exigió "todo el dinero" que llevara, a la vez que presuntamente le dijo que iba a estar allí hasta que él quisiera, de manera que como el dinero que llevaba encima "no era suficiente", le exigieron que les diera la tarjeta bancaria y el número pin, "todo ello bajo nuevas amenazas".

Una vez que consiguió la tarjeta, uno de los procesados se marchó al cajero y dejó al otro a cargo del perjudicado, por lo que no tuvo ocasión de escapar. A su regreso, como no había tenido éxito en el cajero, "se puso aún más agresivo" y supuestamente le dijo que le diera su dinero, o lo mataba, así como que iba a "desvalijar" su casa y le iba a mandar "un sicario".

Ante ello, el afectado llevó a los dos procesados a su domicilio de Lucena "bajo la coerción" a la que le sometían ambos, y una vez allí "abrió la puerta en contra de su voluntad para evitar que le hicieran algún mal".

De este modo, los dos acusados presuntamente rebuscaron por la casa y se apoderaron de varios enseres valorados en 942 euros hasta que a las 6,42 horas de ese día se fueron y lo dejaron libre. Uno de los procesados cuenta con la agravante de reincidencia.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.