En declaraciones a Europa Press, la letrada ha indicado que, como ha mantenido desde el principio, su acusación se limita a estas personas, ya que bajo su punto de vista son las que pudieron incurrir en alguno de los delitos por los que se sigue la causa -entre otros, asociación ilícita, contra la integridad moral, abusos sexuales, contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales-.

Así las cosas, en lo referente a que la Fiscalía Provincial de Pontevedra haya solicitado la apertura de juicio oral respecto a siete miembros de la Orden, incluido el líder pero no los demás miembros de su familia, ha trasladado que "discrepa" de esta decisión porque la familia "en el tema económico es responsable".

En concreto, la Fiscalía ha pedido la apertura de juicio oral, además de para Miguel Rosendo, para Ivana Lima e Iria Quiñones, dos consagradas; Esteban R. M., padre general de los consagrados; José Carlos A.M.; Belén E.F., vocal de la junta directiva; y Dolores E.L., fiscal de la orden. En el cierre del sumario, el Juzgado de Instrucción uno de Tui dirigía la causa contra 17 personas.

RUEDA DE PRENSA

Respecto a la rueda de prensa que ofrecieron este viernes varios de los consagrados que pertenecieron a la Orden, entre ellos tres mujeres investigadas en la causa, quienes negaron todos los delitos, Reguera ha rechazado "entrar en debate". Así, aunque sí ha dicho que considera "un error" que apareciesen en los medios, ha insistido en quedarse "al margen".

No obstante, en lo referido a las acusaciones que vertieron sobre el sacerdote y asistente eclesiástico de la Orden, Isaac de Vega, al que representa en otra causa, la abogada ha adelantado que valorará tomar medidas judiciales porque le "parece terrible las barbaridades que dicen". En todo caso, ha apuntado que dichas declaraciones "no demuestran más que odio hacia él".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.