En este sentido, Salud ha explicado que la profesional se encuentra bien y que "no ha necesitado asistencia sanitaria". Además, ha señalado que, desde un primer momento, se puso en marcha el protocolo establecido para estos casos que incluye, además de la posible asistencia sanitaria, la asistencia jurídica y psicológica.

La Consejería de Salud, ha señalado que seguirá trabajando de la mano de los profesionales, colegios oficiales, entidades y demás actores del sector sanitario para poner en marcha cualquier mecanismo que evite que estos sucesos violentos vuelvan a producirse. "En ningún caso se van a escatimar esfuerzos para prevenir las agresiones y minimizar los riegos ante unos ataques injustificables".

El año pasado se notificaron 49 incidentes violentos en los centros sanitarios riojanos (por los 37 de 2016), siendo la media desde la aprobación del Plan de Prevención de Agresiones en 2008 de 40 incidentes al año.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.