La presidenta de la AV3J, Rosa Garrote
La presidenta de la AV3J, Rosa Garrote EUROPA PRESS

Garrote, que ha realizado las declaraciones junto al monolito al lado de la estación de Jesús en memoria a las víctimas, ha recordado que la asociación siempre ha querido "que se investiguen todas las posibles circunstancias del accidente y que no se ciña solo la investigación a la velocidad", que es lo que, según ha recalcado, pretende la jueza de Instrucción, Nieves Molina. "Para ella ya estaba todo mirado referente a la velocidad y pensaba que no había nada más que mirar", ha resaltado.

Sin embargo, ha insistido en que la AVM3J quiere "que se tengan en cuenta todos los factores como el estado de la vía, el de vagón, la preparación del maquinista, y la falta de medidas de seguridad en la vía" ya que "no había nada que impidiera ese exceso de velocidad" que alcanzó el convoy en la Línea 1.

Asimismo, ha mostrado su satisfacción por que la investigación se vaya a reabrir con la citación de los directivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) investigados por su posible responsabilidad, entre ellos la exgerente, Marisa Gracia.

"Es importante que se les cite porque, a parte de oír su testimonio para ver si de eso se deriva responsabilidad, de haberse archivado en instrucción sin citar a declarar, habría sido imposible achacarles ningún un delito", ha precisado, para congratularse de que la Audiencia, pese al criterio de la jueza, "está por la labor de investigar y mirar otras posibles circunstancias".

Garrote ha insistido en que hay testimonios y peritos que lo han ratificado en las dos comisiones parlamentarias creadas y expertos ferroviarios que sostienen que un accidente "tan brutal" y "exagerado" no ocurre "nunca" por una sola causa sino por una "concatenación".

"Es muy importante señalar que la medida de seguridad (la baliza) no estaba instalada en la Línea 1" pero sí en el resto, ha dicho, para hacer hincapié en que "con esa medida se hubiera podido evitar el accidente". "FGV disponía de ella, simplemente es que los directivos de FGV, no el conductor, decidieron no instalarla en la Línea 1, lo que hubiera hecho imposible un exceso de velocidad y el accidente hubiera sido imposible", ha resumido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.