En un comunicado la Fiscalía ha informado de estas diligencias después de la comunicación recibida por la entidad CERMI C-LM el pasado viernes, que denunció que durante el desarrollo de un evento comercial celebrado en el Hotel Sol de la referida localidad, presuntamente, una persona con síndrome Down habría sido conminada a abandonar el mismo debido a su discapacidad aduciendo "que podía asustar al resto de personas".

Según el CERMI, el representante de una empresa denominada Media Salud "expulsó" de un acto comercial a esta mujer de 49 años con Síndrome de Down porque "podría asustar a la gente".

Mientras, la propia empresa han denunciado que "desde un principio del acto las hermanas de la mujer en cuestión "estuvieron impidiendo el normal comienzo de la charla y desobedeciendo las instrucciones previstas para la misma" por lo que "fueron invitadas a que abandonaran la charla".

"En ningún momento el comportamiento o presencia de Juliana Josefa Leal, la mujer con síndrome de Down, causó ninguna molestia o problema. Fue el reprochable comportamiento de sus hermanas el que causó la petición de que abandonasen la reunión para poder proseguir el curso de la misma, cosa que hicieron finalmente acompañadas por Juliana Josefa Leal que, reiteramos, no tuvo papel alguno en los hechos que causaron la expulsión de sus hermanas. Su presencia fue circunstancial y ajena al desarrollo de los acontecimientos", argumentó la empresa en un comunicado, tras la denuncia del CERMI.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.