El acuerdo de conformidad se ha alcanzado este lunes antes de que se iniciase el juicio contra él en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria y en el que la Fiscalía le acusaba de haberse apropiado de 191.000 euros entre 2001 y 2005 y le reclamaba dos años y medio de prisión, la devolución de los importes sustraídos y una multa de 2.400 euros.

En el acuerdo, se aplican las dilaciones indebidas y la reparación del daño para rebajar la pena por el delito continuado de apropiación indebida en concurso con otro de falsedad en documento mercantil de los dos años y medio a los dos años y la multa de 2.400 a 600 euros.

Además, se rebaja la indemnización de los 191.000 euros a 60.000 que el acusado deberá abonar a la entidad bancaria y de los que ya ha pagado 20.000. El banco en el que trabajaba reembolsó a los clientes las cantidades de las que se había apropiado y en el juicio, ejerciendo de acusación particular, le reclamaba su devolución íntegra.

Según el escrito del fiscal el acusado realizó hasta 15 operaciones entre los años 2001 y 2005, especialmente cancelaciones anticipadas de imposiciones a plazo fijo (IPF) que los clientes no autorizaron y cuyo dinero no fue abonado en sus cuentas y tuvo que ser posteriormente restituido por el banco.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.