Chulvi y Moragues, este lunes en La Granadella
Chulvi y Moragues, este lunes en La Granadella DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha visitado la zona y ha explicado que los trabajos realizados han sido "muy laboriosos y costosos" ya que tras el incendio la zona se vio "gravemente" afectada por los episodios extraordinarios de lluvias torrenciales acaecidos durante los meses de noviembre, diciembre y enero posteriores a la fecha del incendio. Inclemencias que ocasionaron derribos de arbolado, fuertes escorrentías, arrastre de cenizas y aceleración de procesos erosivos en las zonas quemadas.

En un comunicado, Moragues ha incidido: "El Gobierno se volcó en su momento para apagar el incendio, movilizando todos los medios disponibles, incluida la Unidad Militar de Emergencias, y ahora nos hemos volcado para recuperar esta joya paisajística y turística de la provincia de Alicante y de toda la Comunitat Valenciana".

Además, se ha destacado que La Granadella es un monte con "un notable uso público" y que cuenta "con una importante densidad de rutas de senderismo, ciclables, miradores y puntos de interés".

Moragues ha destacado que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha invertido 150.000 euros en estas

actuaciones hídrico-forestales en los términos de Xàbia y Benitatxell.

Los objetivos de las actuaciones ejecutadas sobre las zonas afectadas por el incendio forestal de referencia han sido los siguientes las de atenuar el desarrollo de procesos erosivos; facilitar las condiciones necesarias para favorecer la regeneración vegetal; y, evitar la proliferación de plagas y enfermedades forestales por el debilitamiento de la cubierta vegetal.

Además, se ha actuado en la mejora de masas forestales con el apeo, preparación de la madera, trituración y extendido de la biomasa forestal quemada con el objetivo de proteger el suelo de la erosión y evitar la propagación de plagas de escolítidos.

Y en el control de erosión en barrancos y cauces, con el objeto de frenar la erosión y facilitar la retención del suelo fértil en las zonas de mayor pendiente y sensibilidad, se ha procedido a la reconstrucción de 230 metros lineales de muros de mampostería en seco en bancales abandonados.

"Nos volcamos en apagar el incendio y ahora lo hemos hecho para contribuir a que el forestación vuelva a la Granadella", ha subrayado el delegado, que ha recordado que se llegaron a desplegar 222 militares,

65 vehículos de la UME y 11 medios aéreos del Ministerio, entre ellos 5 anfibios.

La cubierta vegetal predominante en estas zonas son los pinares de pino carrasco (Pinus halepensis) con una cobertura muy heterogénea resultado de los recurrentes incendios, así como la mancha de matorral calcícola mediterráneo formado por una mezcla de lentisco (Pistacia lentiscus), palmito (Chamaerops humilis), coscoja (Quercus coccifera), brezo (Erica multiflora) o aladierno (Rhamnus alaternus), entre otras.

Al acto han asistido, junto a Moragues, el alcalde de Xàbia, José Chulvi, y el alcalde de Benitatxell, Josep Femenia, así como el subdelegado del Gobierno en Alicante, José Miguel Saval, y la directora general de Prevención de Incendios Forestales de la Generalitat Valenciana, Delia Álvarez.

Consulta aquí más noticias de Alicante.