Concha Lomba, José Antonio Mayoral y Luis Miguel García Vinuesa
Concha Lomba, José Antonio Mayoral y Luis Miguel García Vinuesa EUROPA PRESS

El vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, Luis Miguel García Vinuesa, ha manifestado que el nuevo Instituto de Patrimonio y Humanidades de esta institución académica podría estar aprobado en torno al verano. Este lunes, 19 de febrero, ha salido a información pública.

García Vinuesa ha presentado en rueda de prensa este organismo, junto con el rector de la Universidad de Zaragoza (UZ), José Antonio Mayoral, y la catedrática de Historia del Arte y coordinadora de la comisión de trabajo encargada de redactar la memoria del instituto, Concha Lomba.

La propuesta de creación de esta entidad ha sido analizada este lunes en el Consejo de Gobierno de la UZ, tras recibir la evaluación externa favorable de la Agencia de Calidad y Prospectiva de Aragón (ACPUA), que ha resaltado "la alta calidad científica del equipo investigador", ha apuntado el rector.

Una vez finalice el plazo de exposición pública, que dura tres semanas y en el que la comunidad universitaria puede presentar alegaciones, deberá volver en marzo al Consejo de Gobierno de la UZ, tras lo que irá al Consejo Social y después se enviará al Gobierno de Aragón, que es quien debe aprobarlo.

García Vinuesa ha explicado que el objetivo es que antes de Semana Santa "esté en manos del Gobierno de Aragón" y "en torno al verano" se pueda contar con él, tras un año y medio de trabajo en este proyecto, un instituto que ha dicho que tiene el rango de centro, pero en el ámbito de la investigación.

CERCA DE 300 INVESTIGADORES

Un total de 273 investigadores han expresado su interés de formar parte del instituto, de 30 grupos y de nueve centros de la institución académica, ha precisado la coordinadora de la comisión redactora de la memoria del instituto.

Según ha indicado, entre ellos hay "grandes especialista" y también jóvenes investigadores, de muy diferentes ámbitos ya que además de los vinculados a la Facultad de Filosofía y Letras, también los hay del campo del Derecho Foral, la Geología, la Química, la Arquitectura y la Medicina Forense, entre otros.

Todos ellos se agruparán en cuatro áreas, que permitirán proyectos "de alcance científico más avanzado", además de "visibilizar la investigación que se lleva a cabo en esta universidad, tanto en la vertiente teórica, como práctica".

En relación con esta última, ha mencionado informes sobre la autoría de obras de arte y tasaciones; propuestas de declaración de bienes; planes directores, y definición de museos y de centros de interpretación. Otras áreas acción son propuestas en materia legislativa, la fijación de criterios de conservación y acciones e patrimonio.

Las cuatro áreas del futuro instituto serán la de Artes, donde trabajarán especialistas de Historia del Arte, Arquitectura y Urbanismo, Filosofía y Estética, Comunidad y creación artística; la Historia, donde estarán todos los grupos de este ámbito de la UZ; la Filología y la Comunicación, con especialistas de Lengua y Literatura, entre otros; y el Patrimonio material e inmaterial, con especialistas de Derecho, Ciencias Sociales, Medicina e Ingenierías.

Lomba ha precisado que el instituto podrá realizar informes, valoraciones, tasaciones, estudios, propuestas, planes y otras acciones tanto para entidades públicas, como privadas. En el caso de estas últimas, ha mencionado fundaciones o grandes coleccionistas, además de empresas.

Por su parte, el vicerrector ha explicado que el Gobierno de Aragón ha valorado positivamente la creación de este instituto, así como su carácter "profesional e independiente" a la hora de emitir informes y dictámenes.

HERRAMIENTA

El rector de la UZ, José Antonio Mayoral, ha subrayado que los institutos son una herramienta "esencial" que han permitido que la Comunidad autónoma "esté en una situación mucho más ventajosa en investigación".

El rector ha señalado que esta figura contribuirá a crear "el caldo de cultivo" propio para favorecer la investigación en estos ámbitos y para que entre quienes lo integren surjan proyectos "de gran interés", con investigación "de alto nivel" y ha deseado que este institución sea "de referencia en el ámbito europeo".

El vicerrector ha sostenido que el objetivo de los institutos es que el trabajo que nazca en ellos "sea más que la suma de las partes", con "proyectos más ambiciosos europeos y con empresas" y para eso es preciso que haya una masa crítica de investigadores, calidad, una visión interdisciplinar y tener un discurso, una materia.

En este caso, se abordará el patrimonio "con una visión moderna" y en línea con la definición que hace la UNESCO. En este punto, Lomba ha dicho que se trata de abordar el patrimonio material e inmaterial como construcción social.

También ha indicado que la definición del instituto "entra de lleno en las líneas prioritarias" de financiación de la Unión Europea, en ámbitos como el desarrollo social, la despoblación y la cultural.

Lomba ha precisado que la UZ cuenta con el apoyo de la UE en proyecto importantes, pero "tenemos pocos" y la agrupación de investigadores que permitirá este instituto contribuirá a que "acudamos en condiciones más favorables" en un sector en el que "quizá hayamos estados más acostumbrados a trabajar individualmente".

INSTITUTO PARA LAS CIENCIAS SOCIALES

El vicerrector de Política Científica ha comentado que los institutos universitarios forma parte de una universidad moderna, con visión multidisciplinar, y en la Universidad de Zaragoza faltaban de cubrir dos "macroáreas" de conocimiento con esta figura, la de las humanidades y las ciencias sociales.

Por lo que respecta a esta última, García Vinuesa ha precisado que ya se ha realizado la definición del mismo, que se centrará en el ámbito del empleo, "principal problema de la sociedad actual", y ya han mostrado interés en formar parte de él unos 40 grupos de los ámbitos de la economía, la empresa, el derecho, la psicología y el aprendizaje.

Ahora, "estamos en fase de nombrar el grupo" encargado de redactar la memoria del instituto, para desear que dentro de un año se encuentre en el mismo punto que está en el Patrimonio y Humanidades y así cumplir el propósito del equipo rectoral de concluir el mandato con los dos en marcha, ha relatado el vicerrector.

En el caso del de Patrimonio y Humanidades, los integrantes del grupo de trabajo que ha elaborado la memoria han sido la profesora de Derecho Privado, María del Carmen Bayod y el profesor de Lingüística General e Hispánica, Javier Giralt, así como los catedráticos de Arquitectura, Francisco Javier Monclús, de Literatura, Alberto Montaner, de Historia Antigua, Francisco Pina, y de Historia Contemporánea, Julián Casanova, junto a Concha Lomba.

Actualmente, la UZ posee diez institutos de investigación, de los que cinco son propios, los de Ingeniería en Aragón; de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos; de Matemáticas y Aplicaciones; de Nanociencia, y el de Ciencias Ambientales.

Asimismo, forma parte de cuatro institutos mixtos, el Síntesis Química y Catálisis Homogénea, junto con el CSIC, igual que el de Ciencia de los Materiales de Aragón; el Agroalimentario, junto con el CITA; y el de Recursos y Consumos Energéticos, con la Fundación CIRCE.

También posee un instituto adscrito, el Zaragoza Logistics Center, del Gobierno de Aragón en colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Además, el Instituto de Investigación Sanitaria es una fundación que aglutina a la Universidad de Zaragoza, los hospitales universitarios Clínico y Miguel Servet, la Atención Primaria de Servicio Aragonés de Salud y el IACS.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.