Obras tren Mallorca
Obras tren Mallorca CAIB

Las obras de electrificación del tren se han ejecutado en más del 40 por ciento y ya se han canalizado 27 kilómetros de vía, de los 43 previstos, para instalar el cableado en las líneas Enllaç-Sa Pobla y Enllaç-Manacor, unas intervenciones que suponen una inversión de unos 40 millones de euros aportados al 50 por ciento entre la Comunidad Autónoma y los fondos europeos Feder.

Concretamente, se han hecho canalizaciones en 20,6 kilómetros del Enllaç - Manacor (el 57% del total) y en 6,1 kilómetros del Enllaç-Sa Pobla (el 51%), según ha informado la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad en un comunicado.

Estas obras y las subestaciones de Llubí y Manacor han sido visitadas este lunes por la vicepresidenta del Govern, Bel Busquets, y el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, además de las alcaldesas de Llubí y Manacor; los alcaldes de Inca, Sa Pobla, Muro, Sineu, Sant Joan y el segundo teniente de alcalde de Petra, Miquel Santandreu. También han asistido el director general de Movilidad y Transportes, Jaume Mateu, y el gerente de Servicios Ferroviarios de Mallorca, Mateu Capellà.

Busquets ha manifestado que estas obras de electrificación se enmarcan en la política de sostenibilidad que está desarrollando el Govern y ha recordado que la inversión "no cuenta con la participación del Gobierno central, sino que proviene de fondos europeos y baleares".

Por su parte, Pons ha declarado que el ferroviario será el primer transporte íntegramente eléctrico. "Nuestra apuesta es ir electrificando los diferentes sistemas de transporte, desde el público por carretera al vehículo privado".

Asimismo, el conseller ha afirmado que ahora se está trabajando en "diseñar una mejor gestión de los horarios, para que los usuarios del tren de Sa Pobla y Manacor puedan tener una mejora de las frecuencias que acabará repercutiendo en la reducción del precio final del billete.".

En cuanto al estado de las obras de electrificación, el tramo Enllaç-Sineu está canalizado en un 95%, al igual que el tramo Sineu-San Juan. Entre San Juan y Petra se ha ejecutado en un 50% y, en el caso de Petra-Manacor, la ejecución es del 38%.

En relación a las catenarias, se está trabajando entre el Enllaç, Sineu y Petra, y se han cimentado con hormigón 274 estructuras de apoyo de las catenarias (el 28% del total). Además, se están construyendo cuatro subestaciones de tracción en todos los tramos que se están electrificando.

La fibra óptica ya se ha instalado entre Enllaç y Sineu para la transmisión de información a la central de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) y ahora se han iniciado el trabajos de dotación del cable de media tensión.

ENLLAÇ - SA POBLA

En esta línea se ha canalizado para instalar el cableado en 900 metros desde la estación de Llubí hasta EnLLaç, un 20% del tramo. Entre Llubí y Muro, se ha ejecutado un 80% y, entre Muro y Sa Pobla, un 48%.

Según han informado, se han realizado 342 cimentaciones, la totalidad de las previstas. Asimismo, se han empezado a levantar los postes entre Llubí y Sa Pobla.

Esta línea contará con dos subestaciones, tanto en la de Sa Pobla como en la de Llubí. También se han colocado vallas de seguridad en más de cuatro kilómetros entre las estaciones de Llubí y Muro.

Desde el Govern han anunciado que está previsto que las obras de electrificación estén finalizadas el próximo verano, lo que supondrá un viaje más confortable para los pasajeros (los trenes eléctricos hacen menos ruido y vibran menos que los de gasóleo), se evitarán los transbordos en el Enllaç y tendrán unos trayectos entre ocho y diez minutos más cortos.

Además, han destacado el ahorro del mantenimiento, aproximadamente de un millón de euros anuales, al utilizar los trenes eléctricos en lugar de los de diesel. También se ahorrarán unos 60.000 euros al año de coste energético.

La Conselleria ha subrayado las mejoras medioambientales al reducir las emisiones de CO2 un 60%, además de disminuir la contaminación acústica y el uso de lubricantes contaminantes.

APARCAMIENTO DE SA POBLA

Por otro lado, siguen en marcha las obras de construcción del nuevo aparcamiento de la estación del tren de Sa Pobla, que tiene una superficie de 1.886 metros cuadrados. Además, se están habilitando 50 plazas de estacionamiento, de las cuales cinco estarán destinadas para el uso de personas con movilidad reducida permanente.

La obra se adjudicó por un importe de unos 103.00 euros y su finalización está prevista entre finales de marzo y principios de abril.

Por último, esta infraestructura ayudará a fomentar el uso del tren a todos los residentes de la zona, que dispondrán ahora de una nueva dotación disuasoria que les permita dejar el coche a la estación y utilizar el tren para desplazarse a sus lugares de destino.