Mario Biondo
El cámara Mario Biondo. EP

Santina D'Alessandro y Pippo Biondo, los padres de Mario Biondo, se han presentado este lunes en Madrid para ratificar personalmente una querella interpuesta en julio de 2017 para abrir en España una investigación por homicidio.

Biondo, cámara de televisión casado con la presentadora Raquel Sánchez Silva, fue hallado sin vida en la vivienda de ambos en 2013, declarándose la causa de la muerte como un suicidio.

Desde el principio, la familia de Biondo nunca aceptó la versión de los hechos ofrecida por las autoridades y trataron de reabrir el caso tanto en España como en Italia. Ahora, tal y como revela el medio La Vanguardia, podrían estar más cerca de demostrar que en el fallecimiento de su hijo hubo terceras personas implicadas.

El cuerpo del cámara se encontró suspendido de una estantería metálica por un pañuelo y, al no haber señales de violencia, la Policía concluyó que lo que parecía un suicidio, era un suicidio.

Pero en Italia el caso continuó investigándose y la fiscalía de Palermo abrió un dossier contemplando la muerte por homicidio como una única explicación posible. Un caso que continúa abierto.

Tras la exhumación del cadáver en suelo italiano, se llegó a la conclusión de que algunas señales hacían pensar que Mario Biondo habría muerto tumbado, no colgado de una estantería.

Los padres del cámara llevan desde entonces buscando otra explicación para el trágico final de su hijo y, ahora, la Fiscalía General de Palermo, que ha tomado el mando, podría impulsar su caso.