El programa FFGX tiene como objetivo la adquisición de 20 fragatas que se construirán en EEUU, utilizándose como referencia el diseño de la australiana AWD clase Hobart, derivada de la clase F-100. Navantia y GD Bath Iron Works adaptarán este diseño a los requisitos de la Marina estadounidense.

El contrato de diseño conceptual tendrá una duración de 16 meses, tras los que se presentará la oferta para la selección del constructor de las 20 fragatas, prevista para 2020.

Según ha informado Navantia, este programa dotará al Mando de la Flota de la Marina de los Estados Unidos de la capacidad adecuada para alcanzar los objetivos de control en los mares y operaciones de seguridad marítima, además de permitir el apoyo a grupos de combate navales y otras operaciones de soporte a la flota.

Esta preselección para el programa FFGX, junto con el australiano SEA5000 y el canadiense Canadian Surface Combatant, hace que Navantia sea la única empresa naval que en la actualidad compite en los tres mayores programas internacionales de fragatas que se están desarrollando en el mundo: Australia, Canadá y EEUU.

Navantia y GD Bath Iron Works colaboran juntos desde hace más de 40 años, cuando la empresa americana compartió su tecnología con la española, entonces denominada Bazán. Asimismo, han colaborado en otros programas como el de la corbeta Afcon, el programa AWD para la Marina australiana y el proyecto para el patrullero OPC para la Guardia Costera estadounidense.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.