MetroTUS
MetroTUS EUROPA PRESS

Los portavoces de los grupos municipales Socialista y Regionalista en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares y José María Fuentes-Pila, respectivamente, pedirán en el Pleno que se celebrará este jueves, día 22, "la paralización" del proyecto Metro-TUS.

Además, solicitan recuperar el sistema de transporte urbano anterior y, a partir de ese modelo, estudiar con la participación de usuarios, trabajadores del servicio, asociaciones vecinales y colectivos afectados mejoras en el servicio, el refuerzo de personal y el incremento y eventual reordenación de frecuencias y líneas.

Así se recoge en una moción que Casares y Fuentes-Pila han registrado hoy. Para ambos es claro "el fracaso rotundo" del sistema "impuesto unilateralmente por el PP y que ahora sufren miles de santanderinos cada día". Así, creen que "es hora" de que el PP "reconozca abiertamente que ha tirado siete millones de euros a la basura y deje de perjudicar a miles de santanderinos".

Para el portavoz del Grupo municipal socialista, el metro-TUS ha supuesto "el caos generalizado" afectando a la movilidad en el transporte urbano y también a la circulación y al tráfico de la ciudad. "El metro-TUS ni mejora las frecuencias, ni mejora la conexión del centro con los barrios periféricos, ni vertebra la ciudad en torno a una apuesta integral de movilidad", ha denunciado el edil.

"Hoy es el día que los santanderinos tardan mucho más que hace un mes para realizar el mismo recorrido", ha asegurado Casares, que considera que las quejas, desconcierto y dudas del primer día sobre el nuevo sistema de autobuses "se han convertido en indignación y protesta, calle a calle, barrio a barrio, al comprobar que el nuevo sistema no ha hecho más que empeorar el problema de la movilidad en Santander".

En este sentido, Casares ha criticado que el PP "no solo fue incapaz" de escuchar a la oposición durante meses, sino que tampoco ha escuchado a vecinos, usuarios, taxistas ni a los trabajadores de los transportes urbanos. Por ello, considera que "lo lógico" es paralizar el proyecto "y empezar de nuevo sobre la situación anterior".

Además, como recuerda el edil, "a los más de 7 millones de euros gastados ya en esta obra, ahora habrá que añadir una modificación de crédito presupuestario para rediseñar los intercambiadores y establecer mamparas que protejan del frio y la lluvia porque el diseño que han ideado es de intercambiadores de la Costa del Sol y no de una ciudad donde llueve constantemente", ha lamentado.

Para el socialista, "lo que los santanderinos quieren es tener un acceso más rápido y más fácil desde sus barrios al centro de la ciudad o para moverse entre barrios", y para ello, Casares considera que "se necesita más personal y más autobuses para mejorar frecuencias y horarios y no un carril central que cruza la ciudad del Sardinero a Valdecilla".

"DAR POR PERDIDOS 7 MILLONES"

Por su parte, Fuentes-Pila considera que "fracaso del sistema es claro" y la crítica al mismo es "unánime y rotunda".

"Han tirado siete millones de euros y han convertido la movilidad en un casos, en una carrera de obstáculos", ha lamentado el regionalista, quien ha recordado que su formación alertó "en numerosas ocasiones" de que el sistema traería consigo una reducción de líneas y frecuencias, además de los trasbordos, pese a que el equipo de Gobierno "ocultase la realidad del modelo".

"Pedimos en Pleno que se paralizase el Metro-TUS, pero el PP y el edil no adscrito David González lo impidieron", ha recordado al respecto.

Ahora, ante la disyuntiva de "dar por perdidos 7 millones de euros o seguir perjudicando a los santanderinos", considera que ha llegado el momento de asumir que esos siete millones "ya se han perdido, ya los ha perdido el PP" y es necesario apostar por "dejar de perjudicar a los usuarios del TUS". "El PP pide paciencia, promete parches, cuando la paciencia de los santanderinos ya se ha acabado y los parches no van a arreglar un modelo que no funciona, que ha fracasado", ha afirmado.

Para el regionalista, si el PP hubiese "preguntado antes de imponer", se hubiesen "dado cuenta a tiempo" de que lo que piden los usuarios del autobús municipal es más frecuencias y nuevas líneas.

Por eso, ha defendido la "urgencia" de volver al modelo anterior y "con consenso y diálogo" buscar cómo mejorarlo, "sin nombres rimbombantes ni mamotretos de hormigón, sino con el único objetivo de facilitar los desplazamientos a los santanderinos".

Por último, ha "deseado" que "por una vez" el PP muestre la "humildad necesaria para asumir que este proyecto ha sido un desastre, que están fastidiando a miles de santanderinos y que la única opción es paralizarlo". "Ha quedado claro que todo Santander está en contra, queda por ver si el PP opta por asumir su error o continua con esta imposición", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.