Estas ayudas, de 60.000 y 40.000 euros, respectivamente, han sido aprobadas este lunes en la Comisión de Acción Cultural y Promoción Educativa y en las próximas semanas se publicarán en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Según ha explicado en nota de prensa la concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, con este aumento de las ayudas se pretende contribuir al fortalecimiento del tejido cultural y creativo de la ciudad, así como a la diversificación y crecimiento de la oferta de actividades que nace de los propios agentes del sector.

FOMENTO DE LA CULTURA

En las subvenciones para actividades y proyectos de fomento de la cultura, destaca como novedad, además del incremento de la partida (60.000 euros, el doble que en 2017), el aumento del importe máximo que se podrá solicitar por proyecto, que pasará de 5.000 a 8.000 euros.

Dirigidas a empresas, autónomos y asociaciones del sector cultural, estas subvenciones tienen como principal objetivo apoyar y estimular la organización de eventos o iniciativas que fomenten el interés de los santanderinos por la cultura y dinamicen la actividad cultural en la ciudad y sus barrios.

A través de esta convocatoria se apoyan actividades culturales en los barrios, especialmente de carácter continuo y habitual, así como la celebración en Santander de eventos de nivel y relevancia que realcen la imagen o enriquezcan la vida cultural de la ciudad.

También pueden optar a estas subvenciones proyectos que faciliten el descubrimiento de jóvenes talentos artísticos locales, o desarrollen la capacidad creativa de la población infantil en contextos lúdicos y educativos.

Asimismo, entre las acciones subvencionables se incluyen iniciativas que fomenten entre los santanderinos el interés por las artes, las humanidades y las ciencias, así como por la historia local, regional y nacional; acciones para la conservación y recuperación del patrimonio histórico; o propuestas para fomentar la lectura y el acercamiento al libro impreso, en especial entre los jóvenes, así como el acceso a las nuevas tecnologías.

Igualmente, se pueden presentar propuestas que estimulen el cultivo de las artes plásticas, audiovisuales, musicales y escénicas; que utilicen la cultura como factor de integración de sectores desfavorecidos de la población; o que favorezcan la aparición y continuidad de publicaciones culturales periódicas -impresas o electrónicas- con calidad editorial y carácter innovador.

En la valoración de los proyectos se tendrán en cuenta criterios como la relevancia cultural de la propuesta, su continuidad y regularidad, la calidad del proyecto, el interés de las actividades planteadas (bien por el número de ciudadanos al que puede llegar o por cubrir algún vacío en la oferta cultural), la estabilidad, solvencia y dedicación de los solicitantes, y su incidencia en colectivos desfavorecidos o con mayores dificultades de acceso a la cultura.

ZONA FRANCA CULTURAL

La segunda línea de ayudas aprobada es la del programa 'Zona Franca Cultural', con el que se subvenciona el pago de impuestos y tasas municipales a empresas del sector. La convocatoria está dotada con 40.000 euros (el doble que en ejercicios anteriores) y se destina a contribuir al pago de impuestos o tasas correspondientes al año 2017.

Las novedades, en este caso, son dos: por un lado, que a partir de ahora el pago será por ejercicios vencidos; y por otro, una nueva modificación en lo que respecta al recibo del IBI para aquellos empresarios que no tengan el local en propiedad.

Según ha recordado Díaz, en la anterior convocatoria ya se modificaron las bases para que los empresarios que ocupen un local en alquiler pudieran solicitar el importe equivalente al recibo del IBI si el propietario se lo repercutía.

Y con este nuevo cambio, todos ellos podrán solicitar el importe correspondiente a dicho recibo, siempre y cuando el propietario del local lo haya abonado.

Además, para facilitar la gestión y solicitud de las ayudas, el Ayuntamiento recabará directamente la información relativa al recibo del IBI, previa autorización del solicitante de la subvención y, en su caso, del titular del recibo.

La concejala ha recordado que el programa 'Zona Franca Cultural' se dirige a apoyar a industrias culturales creativas de la ciudad en el pago de impuestos y tasas municipales con subvenciones de hasta 3.000 euros por solicitante.

En concreto, las empresas del sector pueden pedir subvenciones por el recibo del IBI, el de vehículos, y el de construcciones, instalaciones y obras, así como por las tasas por licencias urbanísticas, las tasas de basuras, agua y alcantarillado, y la tasa por

utilización privativa del dominio público local.

BALANCE CONVENIO GREMIO EDITORES

Por otro lado, en la comisión se ha hecho balance de las actividades desarrolladas gracias al convenio suscrito entre el Ayuntamiento y el Gremio de Editores.

Según ha resaltado Díaz, en virtud de este acuerdo, que se puso en marcha en 2017, se convocaron las jornadas 'Editar es crear' y se organizaron una exposición y un concurso de micro relatos.

Además, se invirtieron 1.900 euros en la compra de 125 libros de editoriales cántabras para las bibliotecas municipales, una línea de apoyo a este sector que continuará este año.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.