Médicos, hospital, pasillo, recurso, sanitarios, son espases
Médicos, hospital, pasillo, recurso, sanitarios, son espases EUROPA PRESS

La 'Plataforma per la Llengua' ha reclamado "masivamente" al Govern que "garantice el catalán en la sanidad" y ha lamentado "profundamente" la decisión de la presidenta del Ejecutivo balear, Francina Armengol, de "rebajar el decreto" por el que se regulaba la exigencia de conocer el catalán en la sanidad pública.

Asimismo, la ONG del catalán ha explicado en un comunicado que se ha activado "para hacer frente a la voluntad de rebajar las condiciones de acreditación de un nivel suficiente de catalán como requisito para los trabajadores de la sanidad pública de las Islas".

En este sentido, a través del portal web www.estimelcatala.cat se podrá enviar reclamaciones al Ejecutivo balear para que garantice el derecho de los usuarios de ser atendidos en catalán cuando se encuentran en un centro de salud.

En esta web, los usuarios pueden enviar una carta directamente a Armengol para reclamar "que no se eche atrás en el compromiso de dignificar la lengua catalana", han explicado desde la organización.

La ONG del catalán ha recordado que "más del 60 por ciento de los diputados del Parlament de las Islas llevaban al programa la recuperación del requisito de conocer el catalán para trabajar en el sector público de Baleares, lo que representa un mecanismo indispensable para garantizar los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos isleños", por lo que retirar el decreto es "dar la espalda a la voluntad popular".

En la carta también se señala que los nuevos profesionales de la medicina y la enfermería deberán acreditar un nivel B2 de inglés para obtener la titulación. "Este hecho nos podría llevar a la situación insólita que un paciente del sistema sanitario balear tuviera garantizada una buena atención en inglés, pero no en la lengua propia de las Islas", han declarado.

Además, la entidad ha advertido que "si contrata personal que, de entrada, no tiene conocimiento de la lengua catalana, este agravio no se podrá corregir más adelante y hará que los usuarios pierdan derechos a la hora de ser atendidos en su lengua".

Por último, la Plataforma ha recordado que "desde de 2007, la Plataforma por la Lengua ha recogido 13 casos de discriminaciones graves en Baleares".