El texto, presentado por el PSN, recoge además que se permita depositar en dicho panteón los restos identificados de personas fusiladas, por deseo expreso de la propia familia o porque carezcan de ella.

La declaración recoge que la colocación de la placa, solicitada desde la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra, tiene un coste de alrededor de 16.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Navarra.