Detención de Mossos d'Esquadra
Los Mossos d'Esquadra detuvieron a miembros de la célula. MOSSOS D'ESQUADRA

La fiscal ha pedido este lunes penas de entre 10 y 19 años de prisión para diez acusados de integrar una célula yihadista ubicada en Terrassa que supuestamente planeaba atentar en lugares emblemáticos de Barcelona como el Parlament y secuestrar y decapitar a una mujer.

La Audiencia Nacional ha reanudado este lunes con las conclusiones definitivas el juicio de diez detenidos durante la operación Caronte desarrollada en 2015 por los Mossos d'Esquadra, en la que la fiscal ha mantenido la petición de 19 años de cárcel para los tres principales acusados y ha solicitado diez para el resto, con lo que ha elevado la petición provisional de 7 para cuatro de ellos.

Según la Fiscalía, la célula se creó a principios de 2014 y se denominó "Fraternidad islámica. Grupo para la predicación del yihad", la mayor parte de sus integrantes residían en Terrassa (Barcelona) y presuntamente iba a secuestrar a una mujer para decapitarla al modo del Dáesh y colgar las imágenes en Youtube de forma inminente, lo que precipitó las detenciones en abril de 2015.

La fiscal ha reclamado 19 años de cárcel para el presunto líder de la célula, Antonio Saez Martínez, uno de los cuatro españoles conversos al islam que están acusados, así como para sus dos presuntos máximos colaboradores, los marroquíes Lahcen Zamzami y Rida Hazem.

Además ha pedido 10 años de prisión y seis de libertad vigilada para el resto de acusados de integrar la célula, Taofiq Mouhouch, Kayke Luan Ribeiro Guimaraes, Mohamed El Gharbi, Said Touay y los españoles Gonzalo Cabezas Núñez, David Portolés Franco y Jacob Orellana Casado.