Baleares es, tras Cantabria y Navarra, la tercera mejor comunidad autónoma para trabajar aunque el mayor salario está en Madrid, según el Monitor semestral de Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo.

Así, Cantabria se consolida en la primera posición, con 6,5 puntos, tras seis trimestres liderando el Monitor Adecco. Tras ella, Navarra (6,4 puntos) prolonga la recuperación que venía mostrando y se convierte en la autonomía que más aumenta su posición (+14% interanual) y Baleares, que tras crecer un 1,1% y alcanzar los 6,2 puntos, se pone tercera.

Según los datos, Baleares, además de ser la tercera mejor autonomía para trabajar, nunca antes había alcanzado una puntuación tan alta (6,2 puntos) y se encuentra seis décimas por encima de la media española.

Asimismo, el salario medio en Baleares se encuentra en su máximo histórico (1.547 euros/mes) tras crecer un 1,6% en el último año y es el séptimo más elevado del país. Pero en los últimos doce meses pierde un 0,9% de poder de compra debido a las variaciones de la inflación.

Según señalan, Baleares destaca, por amplia diferencia, como la comunidad con menor proporción de parados de larga duración, con un 20,8% (que además se ha reducido cinco puntos en el último año). Un año atrás no había ninguna autonomía en donde el periodo medio de búsqueda de empleo fuera inferior a un año, explican.

En cambio, Baleares cumple ahora esa condición, con una media de 10,6 meses (1,8 meses menos). Es la autonomía donde menos se tarda en volver a trabajar, de media.

Baleares es una de las comunidades donde se han creado tanto empleos de alta cualificación como de cualificación media o baja, pero los cualificados han crecido con mucha más intensidad (5,1% frente al 0,4% de los de media o baja).

Sobre la jornada, tres regiones presentan menos de un 13% de ocupados trabajando a media jornada, entre ellas Baleares (12,7%, con una reducción de tres décimas). Por tanto, es la segunda comunidad donde más personas contratadas a jornada completa trabajan.

El estudio remarca también que el punto más negativo está en la siniestralidad. Baleares, que ya era la comunidad con mayor proporción de accidentes laborales, ahora también es la autonomía donde esta más crece. Ahora registra 94,7 accidentes cada 10.000 ocupados, que suponen un incremento interanual de un 11,3%.