Joan Tardá
El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá (i), a su llegada esta mañana al Tribunal Supremo. Javier Lizón/EFE

Varias personas se acercaron este lunes a las puertas del Tribunal Supremo para dar su apoyo a Marta Rovira y Marta Pascal, citadas a declarar ante el juez Llarena en la causa contra el procés catalán. Entre ellos, los diputados Joan Tardá y Gabriel Rufián (ERC) y Jordi Xuclà (PDeCat) o la cupera Mireia Boya.

Rovira llegó a las 08.30 horas entre aplausos y empleó más de hora y media en contestar como investigada a las preguntas de las partes; Pascal lo hizo justo después. El juez decretó libertad para la primera bajo fianza de 60.000 euros, que deberá depositar en un plazo concreto, y no dictó ninguna medida cautelar para la segunda.

Entre los concentrados también había dos o tres personas que acudieron con banderas de España para mostrar su rechazo a los independentistas.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, aseguró, en alusión a Carles Puigdemont, que "nadie es imprescindible" y que "todo el mundo puede ser sustituido", pues "hay muchos -añadió- dispuestos a arriesgar lo que haga falta para que gane la democracia".

Sabrià calificó la jornada como "lamentable" debido a la causa "general" contra el independentismo, si bien confió en que el día "termine bien si las decisiones se toman en el ámbito judicial". Y añadió: "Si son políticas como otras veces, pues ya tenemos más dudas. Venimos con esperanza pero no certeza".

El portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, confió en que las dirigentes no acaben en prisión y espera que las comparecencias sean "solo un acto más de la escenografía del miedo" que, en su opinión, está llevando a cabo el Gobierno y las diferentes estructuras del Estado.

"Esperamos que hoy las dos Martas puedan dormir en su casas, en Cataluña, con su familia, con su gente, y que pensar diferente no suponga ir a prisión", afirmó. Preguntado por si se considera prescindible a Carles Puigdemont como candidato a la Presidencia de Cataluña, tal y como ha apuntado ERC, se limitó a recalcar que "lo que es imprescindible es la libertad de las dos Martas" y del resto de investigados. 

Gabriel "no se escabulle de nada"

Por su parte, la exdiputada Boya dijo que su compañera Anna Gabriel, que se encuentra en Suiza, "no se escabulle de nada" y reiteró que "por ahora" el candidato de su organización a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña sigue siendo Puigdemont.

Boya indicó que Gabriel explicará el martes en rueda de prensa "los términos en los que afrontará su declaración", aunque ha dicho que comparten la misma estrategia "jurídica, política y comunicativa". "Estamos en la misma organización y nuestro equipo jurídico es el mismo", recalcó.

En su opinión, lo que no beneficia al pueblo de Cataluña es "la persecución judicial de un movimiento democrático y violento". "Esto no se arregla en los tribunales, sino con política", incidió. Para la exdiputada de la CUP, se está utilizando la Constitución como un "muro".