Consumo, precio, precios, IPC, supermercado, alimentos, compras, comprar
Consumo, precio, precios, IPC, supermercado, alimentos, compras, comprar EUROPA PRESS

La asociación se ha referido a términos como "natural" o "100% natural" que "hace ver que el producto no ha sido objeto de elaboración, manipulación o que no se le han añadido otros aditivos" pero que, sin embargo, en muchos productos "no cumplen estos requisitos".

De la misma manera, Irache ha criticado en un comunicado que "las marcas no dudan en vender la frescura y la no intervención como un elemento más de marketing" a través de expresiones como "fresco" o "recién salido de la huerta". "Es obvio que los productos que encontramos en las estanterías de los supermercados, salvo algunas excepciones, han sido objeto de algún trabajo o manipulación", ha destacado.

Otros ejemplos son la palabra "artesanal" o "tradicional" que "debería significar que el producto se ha producido por unos métodos alejados de la producción industrial y masiva". Sin embargo, "si se lee el etiquetado se puede comprobar que muchos de estos productos se producen en grandes cadenas industriales o que incluyen elementos ajenos a ellos para modificar su olor, sabor o aspecto", ha criticado. "Sólo si cuenta con algún sello reconocido, el cliente podrá saber que se ha producido de una manera más manual y artesanal", ha señalado.

De la misma manera, la asociación ha advertido contra productos que "hacen afirmaciones, si no falsas, sí incompletas o incomprobables", como son los casos de "las leches para niños que prometen crecimiento, los lácteos que garantizan que benefician el funcionamiento cardiovascular o los productos que ayudan a reducir el colesterol".

Asimismo, ha indicado que para que un producto pueda denominarse 'light" "debe tener en ese contenido un 30% menos que el producto original" de manera que "sólo es una comparación" y "no significa unos límites concretos ni que la cantidad de este elemento sea saludable". Igualmente, ha explicado, desde 2006 sólo se puede utilizar el concepto 'bio' a productos que son objeto del método ecológico en su producción.

Irache ha apuntado a que el Real Decreto 1334/1999 que aprueba la norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios señala que "el etiquetado no deberá inducir a error al comprador, especialmente sobre las características del producto, su naturaleza, cualidades, origen o modo de fabricación. Tampoco debe atribuirle efectos que no posea, como propiedades preventivas, terapéuticas o curativas".

En este sentido, ha considerado necesario "el objetivo general que manifiesta esta regulación se plasme en una normativa más concreta y útil, que evite toda esta confusión y obligue a etiquetar los alimentos con rigor, sin que la información pueda confundir al consumidor, haciéndole entender que el producto ofrece unas cualidades que no son ciertas".

Consulta aquí más noticias de Navarra.