MadresLactantesminiatura
Un grupo de madres dan el pecho a sus hijos como reivindicación de la lactancia.

Entre las noticias positivas del 2007 destacan los avances en materia social logrados en nuestro país. El año que termina ha estado marcado por dos iniciativas del Gobierno que aliviarán los bolsillos de no pocas parejas jóvenes españolas: el cheque-bebé y las ayudas para el alquiler de vivienda.

Los niños nacidos o adoptados a partir del 1 de julio de 2007, además de un pan bajo el brazo, vienen con un cheque de 2.500 euros gracias a una ley aprobada en noviembre. En el caso de las familias numerosas, monoparentales o cuando la madre tenga una discapacidad igual o superior al 65% esta ayuda por nacimiento se eleva a 3.500 euros. La medida fue anunciada en julio y en poco más de cuatro meses fue solicitada por 120.000 padres.

Frente a los precios de la vivienda

Los jóvenes menores de 30 años que no logren abandonar el nido familiar por culpa de los altos precios de la vivienda podrán solicitar a partir del 1 de enero una ayuda de 210 euros mensuales durante cuatro años para alquilar un piso. El Ministerio de la Vivienda anunció en septiembre esta medida que va dirigida a los jóvenes con trabajo de entre 22 y 30 años y cuyos ingresos no superen los 22.000 euros. También recibirán un préstano de 600 para pagar la fianza.

La tercera medida dirigida a las familias jóvenes es el plan bucodental, anunciado por el Ministerio de Sanidad en septiembre y que, a partir del año que viene, servirá para financiar el dentista a los niños de entre 7 y 15 años. El plan, que se aplicará de manera progresiva y será cofinanciado por los gobiernos central y autonómicos, cubrirá revisiones anuales, tratamientos especiales, empastes, extracción o limpiezas de boca.

Más de tres millones de trabajadores autónomos cuentan con un estatuto que regula su actividad profesional desde el 12 de octubre . Esta medida, pendiente desde 1970, establece un catálogo de derechos y deberes para este colectivo e introduce, entre otras medidas, la posibilidad de contratar a hijos menores de 30 años o tener acceso a la cobertura por incapacidad temporal.

Empleados del hogar

El colectivo de empleados del hogar, que incluye al menos a 270.000 trabajadores, también está de enhorabuena, ya que el el Gobierno, los sindicatos y la patronal han acordado incluirlos dentro del Régimen General de la Seguridad Social. Entre otras cosas, su contrato tipo será el indefinido y se formalizará por escrito.

El Congreso aprobó en noviembre la reforma de la Seguridad Social que incluye la reducción de la edad de jubilación para discapacitados, el reconocimiento de la pensión de viudedad para parejas de hecho o incentivos para quienes retrasen su jubilación.

Por otra parte, el año comenzó con la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, una norma que pretende crear un sistema público de atención para más de un millón de ciudadanos que carecen de autonomía personal en España. Este proyecto, que se está aplicando de manera progresiva, empezó a dar cobertura este año a las 200.000 personas que en nuestro país están en situación de «gran dependencia».