PAZ
Recreación del satélite PAZ cuando esté en órbita. HISDESAT

El lanzamiento del satélite español Paz de observación de la Tierra, que estaba previsto para este domingo día 18 desde la base aérea militar de Vandenberg (California, EE UU), volvió a aplazarse este sábado.

Hisdesat, propietaria, operadora y explotadora del satélite, informó de este nuevo retraso, después de que el viernes se hubiera aplazado la primera fecha de lanzamiento prevista, que era para este sábado, 17 de febrero.

La nueva fecha es el miércoles 21. "Esto es algo habitual en nuestro sector", dijo en un comunicado el consejero delegado de Hisdesat, Miguel Ángel Panduro, quien atribuyó el retraso a la necesidad de continuar con pruebas adicionales en el lanzador y aseguró que mantenía su confianza en el éxito de la misión.

Hisdesat confirmó que el satélite se encuentra en perfectas condiciones y detalló que el retraso se debe a pruebas de verificación de la compañía SpaceX, que es la encargada del cohete que transportará el satélite.

El ministerio de Defensa español indicó este sábado en un comunicado que el lanzamiento se había aplazado "por razones técnicas".

En un tuit, SpaceX confirmó también la nueva fecha de despegue y afirmó que el equipo localizado en la base de Vanderberg está "tomándose más tiempo para llevar a cabo las revisiones finales" del satélite, que sigue "en buen estado".

"Pruebas adicionales"

El lanzamiento del satélite se ha aplazado en varias ocasiones, la última este viernes, cuando se comunicó que el despegue se posponía un día para "permitir la realización de pruebas adicionales del sistema antes del lanzamiento".

El satélite Paz con tecnología radar es una misión dual, con aplicaciones militares pero también civiles, que ofrecerá información precisa para múltiples aplicaciones desde su órbita polar alrededor de la Tierra.

Además de para inteligencia y cartografía, servirá para control fronterizo o evaluación de catástrofes naturales, entre otros. Podrá generar hasta cien imágenes diarias de muy alta resolución y orbitará la Tierra a unos 514 kilómetros de altitud.

El lanzamiento de este satélite lleva acumulados varios retrasos, el último importante en 2015, cuando estaba previsto con un lanzador del consorcio ruso Kosmotras y que se pospuso debido al conflicto entre Rusia y Ucrania a causa de Crimea.

También el pasado noviembre se anunció que el despegue podría ser el 30 de enero de este año, más tarde que iba a ser el 10 de febrero, después el 17 de febrero y hasta ahora iba a ser este sábado 18 de febrero.

El satélite Paz —junto al satélite óptico de uso civil Ingenio, aún por lanzar— está incluido en el Programa Nacional de Observación de la Tierra del Gobierno español.