Satélite Paz
Paz, el primer satélite espía español que lanzará SpaceX. CSIC / Hisdesat

El nuevo satélite de observación terrestre PAZ que España va a poner en órbita este miércoles es "una herramienta esencial" para el mantenimiento de la seguridad nacional, según ha asegurado el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde Bajén, que se había desplazado a California para asistir al lanzamiento a cargo de SpaceX, desde una base de la Fuerza Aérea de EE UU. Horas antes del lanzamiento, en principio fijado para este domingo, se anunció su aplazamiento debido a que SpaceX tiene que hacer nuevas pruebas.

"Cuenta con un radar de alta resolución (con tecnología de Radar de Apertura Sintética), lo que le permitirá adquirir imágenes independientemente de las condiciones meteorológicas, con aplicaciones tanto en el ámbito de defensa como en el comercial", ha explicado, además de calificar la puesta en órbita de este nuevo instrumento como un "esfuerzo de Estado" para apoyar la seguridad del país.

Según ha explicado Defensa, el lanzamiento, aún sin fecha, situará a España como tercer país de la UE con capacidad de observación propia, junto con Alemania e Italia, con un instrumento con capacidad dual para uso tanto civil como militar y cuyos datos contribuirán también a la investigación científica.

Entre otras aplicaciones, permitirá que España disponga de recursos propios para llevar a cabo tareas relacionadas con la inteligencia, la simulación de operaciones militares, verificación de tratados internacionales, control fronterizo o cartografía de alta resolución, así como en labores de vigilancia de la superficie terrestre, control de vertidos marítimos, urbanismo y ordenación del territorio, control de la ocupación del suelo o de los recursos naturales, planificación de infraestructuras, evaluación de catástrofes, incendios forestales o control del medio ambiente.

Además de Conde Bajén, acudieron al frustrado lanzamiento la secretaria general de Industria y PYME del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, Begoña Cristeto. La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, iba a seguir el evento desde las instalaciones del INTA en Torrejón de Ardoz (Madrid).

El proyecto incluye, además de la puesta en órbita del aparato, la monitorización, seguimiento y recogida de datos, a cargo del INTA, un organismo dependiente del Ministerio de Defensa. Estas tareas se llevarán a cabo gracias a un despliegue en las instalaciones del Centro Espacial INTA de Torrejón de Ardoz (CEIT), donde se ubican los sistemas que componen el centro de nominal de operación; en las del Centro de Sistemas Espaciales de Observación (Cesaerob) del Ejército del Aire; y en las del Centro de Respaldo, situado en las instalaciones del INTA en Maspalomas (Canarias).