Los padres de un bebé de 18 meses empezaron a sospechar cuando el pequeño lloraba de manera desconsolada cada vez que llegaba su niñera. Decidieron poner una cámara oculta y cuando vieron los resultados, acudieron a la Policía.

Los hechos han ocurrido en Rusia. Anastasia Zhelyabova, de 31 años, se enfrenta a 10 años de prisión por maltrato infantil. Las imágenes dejan poco lugar a la duda. En ellas se ve cómo Zhelyabova abofetea al bebé mientras le da de comer. En otro momento, cuando el pequeño se niega a seguir tomando el biberón, la mujer tapa la nariz del niño para que abra la boca.

El vídeo, difundido por el diario británico Metro, ha sido presentado como prueba ante la Policía rusa. En las imágenes se ve también como la mujer lanza al niño desde un sofá al suelo.