La operación, denominada 'Zilargilea', tiene su origen en un operativo para la prevención de delincuencia en Navarra que se desarrolló el pasado 2 de febrero, cuando agentes de la Guardia Civil dieron el alto a un vehículo con dos ocupantes, de 47 y 61 años, que mostraban gran nerviosismo, lo que levantó las sospechas de los intervinientes, según ha informado la Guardia Civil en una nota.

Durante el registro del vehículo, los agentes localizaron una bolsa con más de 2.400 pastillas de color rojizo y amarillo que resultaron ser éxtasis. Además, portaban escondidas en la ropa varias dosis de hachís y speed.

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Navarra, ante la relevancia de la aprehensión, procedió a abrir una investigación, al ser conocedor de la vinculación previa de ambas personas con el tráfico de drogas y la posibilidad de que ambos pudieran esconder más estupefacientes.

Durante la investigación se realizaron dos registros domiciliarios en las viviendas de los dos detenidos en Ansoáin y Sestao (Vizcaya), siendo especialmente relevante el resultado del realizado en Sestao, al aprehenderse cuatro kilogramos de speed.

Los detenidos han pasado a disposición judicial y se ha dispuesto su ingreso en prisión.

La Guardia Civil ha destacado que este tipo de drogas, en especial el éxtasis, "tienen un efecto devastador sobre los consumidores, causando un grave daño a la salud".

Consulta aquí más noticias de Navarra.