Carmen Vela
Carmen Vela, Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. EUROPA PRESS

Unidos Podemos ha registrado en el Congreso una solicitud de comparecencia de la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, con el objetivo de que informe sobre el estado en el que se encuentra su propuesta del Estatuto Personal de Investigador en Formación (EPIF), un texto que, según a Ley de la Ciencia, aprobada en 2011, debería haber estado listo hace cinco años.

La formación morada pide explicaciones a Vela acerca del borrador de este documento que ha presentado y en el que, según apuntan, no se incluyen algunos de los acuerdos alcanzados por su departamento y el colectivo científico durante los nueve meses que tuvieron de negociación, tal y como denunciaron a 20minutos.es.

Según explican los de Pablo Iglesias, esta comparecencia se ha solicitado tras la denuncia de la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI/Precarios). A través de un comunicado, esta asociación de científicos aseguró que el borrador esbozado en varios encuentros entre el departamento de Vela y el resto de actores implicados en esta materia, no es el que ahora presenta el Ejecutivo.

"Agrava" la situación de los investigadores

"Las modificaciones surgidas de la negociación habían sido totalmente obviadas. La versión final del EPIF era idéntica a la primera versión planteada por la Secretaría de Estado de I+D+i y, por lo tanto, los nueve meses de esfuerzo negociador y de integración de los colectivos no han servido para nada", denunciaron. FJI/Precarios rechaza así el documento que se pretende aprobar ahora y que, según apuntan, "deja en una situación de precaridad el sector", favorece "el exilio masivo" de profesionales y mantiene los "continuos recortes" que el Gobierno ha aplicado en los últimos años a la I+D+I en España.

La portavoz de I+D de Unidos Podemos, la diputada de Equo Rosa Martínez, cree que, ante esta situación, "la secretaria de estado debe dar explicaciones". "Este estatuto es clave para regular una de las figuras que están en la base de l precariedad y la explotación en nuestro sistema de ciencia: los investigadores predoctorales. Lo que ha pasado con el EPIF es un ejemplo claro del desprecio del gobierno por las personas que hacen ciencia", ha apuntado.