La mesa de contratación para la gestión del servicio público de abastecimiento de agua y saneamiento de Pontevedra se ha suspendido tras casi cinco horas reunida. Tras ello, las empresas que optan al contrato serán convocadas la próxima semana para la apertura de los sobres con las ofertas económicas.

Toda la oposición ha coincidido al criticar el proceso al advertir "irregularidades" y "sesgo preocupante" en favor de la empresa que actualmente presta el servivio, Viaqua -antigua Aquagest cuyas actividades en este Consistorio estaban siendo investigadas en la Operación Pokémon-.

Frente a ello, el concejal de Hacienda y Servicios Municipales, ha defendido que tanto los pliegos como la valoración están "muy matizados". En concreto, ha asegurado que los documentos "pasaron por todas las dependencias municipales" y que el proceso "no fue recurrido por ningún licitador ni grupo político".

Por ello, el edil nacionalista ha calificado de "gamberrada" para las empresas candidatas al contrato y para la ciudadanía la posibilidad de paralizar el contrato.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Tras la suspensión de la mesa, el portavoz municipal del PP, Jacobo Moreira, ha anunciado que su grupo reclamará "que se empiece de cero" al apreciar "riesgo de impugnación por parte de las empresas que quedan fuera". Moreira ha asegurado que el informe elaborado por Lagares Oca, contratada como asistencia técnica, presenta "errores de bulto y falta de motivación".

También el PSdeG-PSOE solicitará la "paralización" del proceso, según el portavoz, Agustín Fernández, que ha considerado que, "si se quiere beneficiar a una empresa se puede hacer de forma menos grosera", en alusión a Viaqua. Además, ha coincidido al avisar de posibles "complicaciones jurídicas" y ha defendido la "remunicipalización" del servicio.

En esta misma línea, el portavoz de Marea Pontevedra, Luís Rei, ha denunciado la "privatización al cuadrado" tanto del abastecimiento del agua y del saneamiento, como de la elaboración de los pliegos y su valoración por parte de Lagares Oca.

Así, tras referirse a las instalaciones de esta empresa en Vigo como la "nueva sede" del gobierno municipal de Pontevedra, ha asegurado que los técnicos de esta firma "convirtieron los pliegos en plastilina que aplicaron sobre el molde de Viaqua".

VALORACIÓN "MUY SUBJETIVA"

Por su parte, la edil de Ciudadanos, María Rey, ha tildado de "muy subjetiva" la valoración de la asistencia técnica hacia la oferta de Viaqua. Entre otras cuestiones, ha cuestionado que se premie su "conocimiento de la ciudad", hecho que motiva que "las demás empresas" no puedan entrar "en igualdad de condiciones".

Además, la concejala de Ciudadanos ha denunciado que la oposición no pudo aportar "nada" al pliegue de condiciones porque, según ha asegurado, el gobierno local "no dejó".

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.