La piscina del Tiro de Línea antes de que cayese su carpa
La piscina del Tiro de Línea antes de que cayese su carpa ARCHIVO

Así lo ha manifestado el alcalde durante la inauguración oficial del centro de participación activa para personas mayores del Polígono Sur, un acto al que han asistido numerosos representantes del tejido asociativo del distrito Sur y de otros entornos de la ciudad. "Todo llega. Ya mismo estamos inaugurando la piscina del Tiro de Línea", ha defendido el primer edil, pues las obras del recinto deportivo comenzaron en octubre de 2016 con un plazo de ocho meses, ya ampliamente superado.

Al respecto, María Luisa Pérez, presidenta de la asociación Santa Genoveva-Tiro de Línea y muy reivindicativa con la reapertura definitiva de la piscina, manifestaba recientemente a Europa Press que "la obra está ultimada", pero al IMD "le está tomando mucho tiempo acabar algo a lo que parece que le queda muy poco". Con relación a este proyecto, en cualquier caso, figura una partida de 218.000 euros en el proyecto presupuestario de 2018, así como la previsión de gastos para la entrada en funcionamiento del recinto.

LA PISCINA DEL TIRO DE LÍNEA

La piscina pública del centro deportivo Tiro de Línea fue construida en los años 70 y remozada integralmente en 2004, cuando comenzó a funcionar todos los meses del año al ser equipada con una cubierta presostática. No obstante, el 19 de enero de 2013 las fuertes rachas de viento que castigaron aquella jornada la ciudad hispalense acabaron por arrancar la cubierta de esta instalación deportiva que, desde entonces, sólo ha funcionado los meses de julio y agosto al no necesitar cubrición durante la época estival.

Otro de los factores que pesaban sobre la situación del recinto era el de las importantes pérdidas de agua detectadas en el vaso de la piscina, que ascendían a 240 metros cúbicos al día durante los dos meses del verano de 2013 en los que funcionó la citada instalación. La pérdida diaria de 240 metros cúbicos de agua, según un informe del IMD recogido por Europa Press, implicaba por aquel entonces un sobrecoste mensual de aproximadamente 13.320 euros.

No obstante, y tras no pocas actuaciones, informes técnicos más recientes fijaban en 103 metros cúbicos de agua al día las fugas de la instalación, siendo este aspecto objeto de numerosas intervenciones, para solventar las pérdidas. De cualquier modo, el compromiso electoral del Gobierno municipal del PSOE es restituir la cubierta de la piscina, para que la misma vuelva a funcionar todo el año.

Y en efecto, el actual Gobierno local socialista ha promovido un proyecto para la reforma completa del recinto de la piscina, así como la instalación de un pórtico perimetral de hormigón sobre el vaso de la piscina, para la instalación de una nueva cubierta telescópica compuesta de seis fases que permita el funcionamiento del recinto los 12 meses del año.

Las obras, adjudicadas a la empresa Easy2000 por 1,6 millones de euros, comenzaron en octubre de 2016 con un plazo de ejecución de unos ocho meses, con lo que se atisbaba el verano de 2017 para la reapertura definitiva de la piscina. No obstante, el proyecto ha sido objeto al menos de dos modificaciones, toda vez que los presupuestos municipales de 2018 incluyen una nueva partida de 218.000 euros para esta iniciativa.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.