Así lo ha anunciado el representante sindical de CCOO José Manuel Ojeda en rueda de prensa, donde expuso que este área lo componen más de 500 trabajadores que secundarán esta huelga -exceptuando los servicios mínimos que les impongan-, ya que apuntó que el retraso en los pagos "se ha acelerado" y actualmente están sin cobrar el mes de enero en Servicios.

Este mismo área en la provincia de Santa Cruz de Tenerife está en huelga indefinida desde diciembre, línea por la que presumiblemente continuarán en la provincia de Las Palmas, ya que temen que en las diferentes áreas del Grupo Ralons ocurra lo mismo que en seguridad privada con Seguridad Integral Canaria que se encuentra en concurso de acreedores.

Así la huelga de Servicios afectará a la limpieza de colegios públicos pero también a justicia y a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Al respecto, el trabajador de Seguridad Integral Canaria y delegado sindical Francisco Marina informó de que el área de Seguridad -que también pertenece a Ralons pero se encuentra en concurso de acreedores- se sumará a esta convocatoria de huelga, si bien ellos se encuentran en huelga indefinida desde finales de diciembre, porque se trata de una situación que han vivido y porque hay compañeros que llevan "más de cinco meses sin cobrar".

Marina pidió "diligencias" al Juzgado de lo Mercantil por estar la parte de seguridad en concurso de acreedores y llevar más de cinco meses algunos trabajadores sin cobrar, con lo que ello implica para mantener a una familia.

"DEJADEZ DE LA ADMINISTRACIÓN"

Por otro lado, el representante de Intersindical Canaria César Merino consideró que ha habido una "dejadez" de las administraciones a la hora de contratar servicios de empresas de Miguel Ángel Ramírez, ya que según la legislación vigente desde las administraciones se debe atender a que los servicios se den con las condiciones necesarias y cumpliendo los convenios de los trabajadores.

Sin embargo, cuestionan por qué desde algunas instituciones como el Cabildo de Gran Canaria o desde algunas consejerías del Gobierno canario como la de Justicia se ha decidido actuar y finalizar los contratos con Ralons pero prorrogando a los trabajadores, mientras que desde otras como la Consejería canaria de Sanidad no se actúa cuando saben que no se está cumpliendo con el número de vigilantes de seguridad en centros de salud conflictivos o en hospitales con áreas de salud mental.

Por todo ello, el próximo lunes, 19 de febrero, los trabajadores del área de Servicios del Grupo Ralons junto a compañeros de otros departamentos se concentrarán desde las 16.00 horas en los diferentes locales de la empresa para, a partir de las 17.00 horas, iniciar una manifestación que transcurrirá desde Los Tarajales bajando por Escaleritas hasta el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y finalizando en las puertas de Presidencia del Gobierno de Canarias.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.