Trabajadores, trabajador, trabajo, Seguridad Social, Oficina de empleo
Dos personas en una oficina de empleo. EUROPA PRESS

Este viernes, el Consell de Govern ha otorgado la autorización previa para que el organismo disponga de esta cantidad -700.000 euros para 2018 y otros 700.000 para 2019-, según ha anunciado el conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo.

Los beneficiarios deberán ser alumnos de especialidades formativas financiadas por el SOIB o impartidas por centros propios de la Comunidad Autónoma.

Según Negueruela, el objetivo es que "no se pierdan oportunidades formativas por causas económicas". Así, los beneficiarios de las becas obtendrán una ayuda para incentivar y asegurar la finalización de los cursos.

En esta línea, la convocatoria quiere actuar sobre colectivos con riesgo de exclusión y apostar por una recalificación a través de una ayuda económica, con el objetivo de paliar las dificultades en la reinserción en el mercado laboral, y evitar también la pérdida de oportunidades formativas por causas económicas.

Por primera vez, la convocatoria prevé una línea específica para mujeres desempleadas víctimas de violencia de género, que podrán acceder a estas ayudas como una medida activa para su reinserción en el mercado laboral. Además, estas mujeres cuentan con tutoras específicas durante el proceso, integradas en la Red de Tutoras del SOIB, como ha recordado el conseller.

Las partidas presupuestarias provienen de una cofinanciación con fondos de la Conferencia Sectorial y fondos propios de la CAIB. El importe de la convocatoria podría aumentar en función de la disponibilidad presupuestaria.