Los activistas por el derecho a la vivienda involucrados o relacionados con la ocupación de las viviendas de nueva construcción levantadas en la parcela de la calle Macarena que antaño albergaba el centro "ocupado y autogestionado" Casas Viejas están promoviendo una concentración ante la comisaría de la Policía Nacional de la avenida de Blas Infante, en apoyo a las seis personas detenidas durante el desalojo del inmueble, según han informado a Europa Press fuentes del colectivo.

Las viviendas en cuestión habrían sido ocupadas este pasado jueves por unas 25 personas, según ha informado a Europa Press un portavoz del colectivo promotor de la ocupación de las viviendas correspondientes a los números 2, 4 y 6 de la calle Fray Isidoro de Sevilla, precisando que este nuevo episodio de ocupación ha sido acometido por activistas en defensa de las personas sin hogar, con el apoyo de la auto bautizada como Corrala Dignidad.

Según este portavoz de la Corrala Dignidad, estas personas han pernoctado con "colchones y mantas" en estas nuevas viviendas pendientes de entrega, tras haber sido construidas en la parcela de las calles Macarena, Antonia Sáenz y Aniceto Sáenz que otrora acogiese el centro ocupa Casas Viejas, icono del movimiento ocupa de Sevilla y desalojado allá por 2007.

Ya la mañana de este viernes, la Policía Nacional ha desplegado un nutrido dispositivo de agentes que ha contado incluso con efectivos de la Policía Judicial, al objeto de desalojar las viviendas. El desalojo, según han informado a Europa Press fuentes policiales, ha sido plenamente consumado y se ha saldado con la detención de seis personas relacionadas con este episodio de ocupación.

INCIDENTES DURANTE EL DESALOJO

La intervención policial, eso sí, habría incluido incidentes entre los agentes y los protagonistas de la ocupación, dado que mientras desde la Corrala Dignidad señalan que los agentes han "cargado con fuerza" y "dado porrazos" a los activistas, la Policía Nacional confirma que fruto de la intervención, han resultado "lesionados" varios miembros del colectivo ocupa y efectivos policiales.

El centro ocupado y autogestionado Casas Viejas, recordémoslo, constituyó el baluarte del movimiento ocupa en Sevilla en la década pasada, hasta su controvertido desalojo a finales de noviembre de 2007 por orden del Juzgado de Primera Instancia número 24, que actuaba merced a la denuncia promovida al respecto por la sociedad Hermanos Bordas Marrodan, como propietaria de los suelos en cuestión.

Tiempo después, el viejo recinto donde funcionó el centro ocupado fue finalmente demolido, toda vez que no fue hasta finales de 2015 cuando fue autorizado el aprovechamiento de la parcela para la construcción de un edificio de tres plantas con ático y garaje, con un total de 37 viviendas de nueva planta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.