Salvados
Imagen del exterior de la granja de cerdos visitada por 'Salvados'. LA SEXTA

Las principales cadenas españolas de distribución continúan ofreciendo productos elaborados por ElPozo y mantienen sus relaciones comerciales con la empresa murciana, que ha visto cómo supermercados belgas y alemanes retiraban temporalmente sus referencias hasta aclarar si garantiza el bienestar animal.

Así lo han confirmado portavoces de las empresas de distribución Mercadona, Carrefour, DIA, Lidl, Alcampo y Aldi, algunas de las cuales también tienen acuerdos con ElPozo como proveedores de sus marcas blancas. Desde la cadena alemana Aldi han precisado que, aunque hasta ahora la relación continúa, en estos momentos se encuentran "estudiando y analizando si el proveedor sigue con los estándares de calidad" exigidos por la compañía.

En este sentido, han añadido que ya trabajan para definir una política sobre bienestar animal propia, que "priorizará el control y seguimiento de los productos cárnicos, lácteos, embutidos y huevos". Fuentes de la también germana Lidl han apuntado que han "trasladado" a ElPozo que están "en contra del maltrato animal y de prácticas inaceptables como las que se reflejan en el reportaje de Salvados", en el que aparecía una granja que trabajaba para una de las filiales del grupo Fuertes, al que pertenece la marca murciana.

"Como empresa exigimos a nuestros proveedores el cumplimiento de la normativa vigente, los más altos estándares de calidad y también estrictos controles para garantizar el bienestar animal, principios —todos ellos— irrenunciables para nosotros", han asegurado. La polémica arrancó el pasado 4 de febrero con la emisión de un reportaje de televisión en el programa Salvados que mostró unas imágenes grabadas de noche en las que se veían animales enfermos y con malformaciones en las instalaciones de la granja Hermanos Carrasco, de Alhama de Murcia.

Desde ElPozo aseguraron que estas imágenes correspondían a "un área de recuperación sanitaria" y defendieron que animales en ese estado "jamás entrarían en la cadena de producción" debido a los controles existentes. Esta misma semana la compañía informó de su "desvinculación" con esta granja proveedora como consecuencia de la apertura de un "expediente de investigación" interno y anunció la adopción de una batería de medidas dirigidas a "ampliar los estándares de calidad" en materia de bienestar animal.

También esta semana las cadenas de supermercados Delhaize y Colruyt decidieron retirar temporalmente los productos de la marca de charcutería española El Pozo hasta aclarar si la empresa garantiza el bienestar animal. La misma posición transmitió a través de sus redes sociales la empresa alemana Rewe, que de forma "cautelar" ha suspendido la venta de sus productos en sus tiendas a la espera de contar con más datos.