Fuentes de la Guardia Civil han informado de que el suceso ha tenido lugar sobre las 10,30 horas en un bloque de viviendas de Martos cuando una vecina se dirigió a la casa del ahora detenido para pedirle que bajara el volumen de la música. La respuesta, según las mismas fuentes, fue agredirle en el rostro con un cuchillo y emprenderla a golpes hasta el punto de que la mujer ha perdido una pieza dental.

El marido de la víctima intercedió para defender a su mujer y también fue agredido por el detenido hasta que en un momento dado, alertado por el ruido, salió un agente de la Guardia Civil que vive en el bloque, y el detenido ante su presencia optó por encerrarse en su vivienda.

Alertada la Guardia Civil, se personó en la vivienda un equipo negociador para intentar que este hombre, al que le constan antecedentes por detenciones anteriores, depusiera su actitud. Durante más de cinco horas estuvieron intentándolo por detrás de la puerta hasta que finalmente se decidió intervenir para reducirlo.

Cuando entraron los agentes, el hombre, siempre según las mismas fuentes, agredió a un guardia civil con uno de los dos cuchillos que tenía en su poder, pero tanto el escudo como el chaleco antibalas frenaron el impacto y el agente resultó ileso.

Tras su detención, el detenido, debido a su estado de alteración de conducta, ha sido trasladado al Hospital Neurotraumatológico de Jaén donde permanece bajo custodia policial a la espera de que los médicos autoricen su salida del centro hospitalario. Ninguna de las dos personas agredidas ha precisado ingreso hospitalario, aunque sí atención médica.

La Guardia Civil se encuentra instruyendo las diligencias, aunque en un primer momento imputa al detenido un delito de homicidio intentado y otro de atentado contra agentes de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Jaén.