Ekai Lersundi
Imagen del joven Ekai Lersundi en un reportaje de La Sexta, emitido el pasado mes de noviembre de 2017. LA SEXTA

El suicidio de Ekai, un joven transexual de 16 años de Ondarroa (Vizcaya), ha conmocionado a las familias de la asociación Chrysallis Euskal Herria, que trabaja por una legislación que regule y proteja a los menores transexuales. La asociación, a la que pertenece la familia del joven, ha denunciado que "se dio por vencido ante tanta pelea y tanta traba".

Ekai, que el próximo curso hubiera iniciado el bachillerato artístico en la localidad de Durango, recibía un seguimiento en la Unidad de Género del Hospital de Cruces, pero todavía estaba a la espera de un tratamiento hormonal con testosterona. "Estaba al límite y cuando llegó la adolescencia no pudo soportarlo", ha explicado una portavoz de Chrysallis Euskal Herria en declaraciones al diario El Correo.

Chrysallis ha destacado que las "demoras" en los tratamientos se suman a otras dificultades que "dejan al límite" a estos jóvenes y, al final, "vence la desesperanza".

Según explica la asociación en un comunicado, el adolescente fue hallado muerto por su madre este pasado jueves: "El inmenso dolor de Ana y Elaxar —padres de Ekai— es también el nuestro, al igual que lo han sido sus batallas. Batalla por lograr el cambio de nombre en el registro; batalla por recibir en la 'unidad de género' de Cruces el tratamiento hormonal que necesitaba y que nunca llegó; batalla por conseguir que en su instituto se realizara la formación para que la comunidad escolar pudiese comprender su realidad y así poder respetarla, y que no se hizo... un cúmulo de batallas cotidianas".

Desde la asociación temen que el caso de Ekai no vaya a ser el último. "Tenemos cuatro o cinco chavales que también están en una situación insostenible, algunos incluso tomando antidepresivos porque no pueden más", aseguran, por ello indican que van a seguir luchando "por la memoria de Ekai (...), por todas esas niñas, niños y jóvenes a quienes se les está negando una y otra vez su identidad. Por los que vendrán detrás. Por una ley que les proteja. Por una sociedad informada que comprenda y acepte los hechos de diversidad y en la que estas chicas y chicos puedan crecer, puedan desplegar todo su potencial, puedan vivir".

Hace apenas unos meses, Ekai salía junto a su padre Elaxar en un reportaje de La Sexta en el que denunciaba todas las trabas y prejuicios que tenía que superar para que se reconociera oficialmente su identidad. "El tema de tener que explicarle a todo el mundo los datos en tus documentos están mal te hace pasar ratos muy malos", confesaba entonces.

Concentración en Ondarroa en recuerdo de Ekai

En recuerdo de este adolescente, la asociación ha convocado una concentración este sábado a las cinco de la tarde en Ondarroa.

El Ayuntamiento del municipio vizcaíno ha expresado su solidaridad a la familia y amigos de Ekai y ha invitado a la ciudadanía a "construir un municipio libre de transfobia". En una nota difundida a través de la página web municipal, el Consistorio se ha sumado a la concentración convocada para mañana en recuerdo de este adolescente.

La organización en defensa de los derechos de la infancia Save de children ha reclamado para estos menores "una protección especial por parte de la Administración" porque son "especialmente vulnerables". En un comunicado, la organización manifiesta su apoyo a la familia y remarca la "necesidad de garantizar la identidad sexual y la no discriminación" de este colectivo.

"Se debe garantizar también la igualdad de trato, la no discriminación y su bienestar mental, ya que, de lo contrario, el aislamiento, la incomprensión, el dolor que sufren pueden llevarles a decisiones tan dolorosas" como la tomada por el joven ondarrés.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.