La empresa Prevencan -uno de los 16 proyectos de innovación social del espacio colaborativo Col·lab de Las Naves del Ayuntamiento de València- ha puesto en marcha el primer curso de formación para entrenar a perros como "alerta médica", de modo que puedan detectar bajadas y subidas de azúcar en sus dueños, personas con diabetes.

La primera edición de este curso, destinado a formar "a los perros y a los dueños", consta de un total de diez sesiones, y todos aquellos interesados se pueden inscribir a través de la página de Facebook 'Perros de alerta para diabetes', según ha informado la empresa en un comunicado.

Para Prevencan, democratizar el acceso a un perro de alerta médica para todas las personas enfermas es uno de los retos de su proyecto de innovación social. Alrededor del 14% de la población en la Comunitat Valenciana es diabética, pero hasta ahora no todo el mundo podía acceder a un perro de alerta médica debido al "elevado precio" que supone su formación y a la limitada oferta, ha explicado la fundadora de Prevencan, Dora García.

"Me gustaría que cualquier persona enferma que necesite un perro de terapia lo pueda tener así como concienciar de valor de los perros para salvar vidas independientemente de que sean de raza o no", ha incidido.

'AUDREY' Y 'SUGAR', LAS 2 PRIMERAS PERRAS HOMOLOGADAS DE LA COMUNITAT

En la actualidad, Prevencan ha formado las primeras dos perras homologadas en la Comunitat Valenciana como "perros de alerta médica para la detección de diabetes", 'Audrey' y 'Sugar', que se encuentran viviendo con sus familias. Además, se está entrenando a ocho perros más.

Audrey es una perra que se ha convertido desde hace casi tres años en el "ángel de la guarda" de Elisa Izquierdo, quien padece diabetes desde los 8 años y que cuenta con la inestimable ayuda de su perra de alerta médica. "Gracias a Audrey por la noche puedo dormir tranquila ya que me alerta si nota un cambio alarmante en mi niveles de azúcar, lo que para mí puede suponer no volver a despertarme", explica.

Por su parte, Juan Carlos Mesa, diabético desde hace más de 30 años, destaca "la gran ayuda que le supone tener a 'Sugar' a su lado en el día a día". "Son innumerables las veces que me ha dado una alerta evitando que tuviera una bajada de azúcar peligrosa, incluso conduciendo me avisa para que pare y reponga fuerzas", asegura.

EL OLFATO COMO DETECTOR DE CÁNCER, EPILEPSIA O ATAQUES AL CORAZÓN

El objetivo de Prevencan que cualquier persona enferma pueda tener su perro de alerta médica para mejorar su calidad de vida. En este sentido, su fundadora, Dora García, ha asegurado que "los perros pueden ser de mucha utilidad para muchas enfermedades ya que detectan con gran eficacia los cambios químicos en el cuerpo antes de una crisis como pueden ser ataques de epilepsia, bajadas de azúcar o ataques al corazón".

Gracias al olfato tan desarrollado de los perros, se puede ayudar también al diagnóstico temprano de enfermedades como el cáncer de próstata o ovarios, entre otros. En esta línea, actualmente Prevencan está colaborando con el Hospital General de València en una fase temprana de investigación para abordar el cáncer de pulmón.

"Hay investigaciones que afirman que los perros pueden detectar más del 90% de células cancerosas. Gracias a su olfato son capaces de oler estas células antes de que sean visibles en técnicas de imagen, que son las generalmente utilizadas en primer diagnóstico", ha señalado García.

Consulta aquí más noticias de Valencia.