El Comité de empresa de Metro Málaga, cuyo mayoría la ostenta CCOO, ha criticado "una desviación en la masa salarial, presentada por la representación de empresa de más de 500.000 euros", al tiempo que han explicado que "esta desviación se refleja en los salarios pactados por encima de convenio de hasta un 40 por ciento superior a lo establecido en las tablas salariales".

A través de un comunicado, la sección sindical de CCOO manifiesta que "ha reclamado en numerosas ocasiones la documentación, para comprobar de forma efectiva que la empresa cumple con las cotizaciones sociales, y respeta los derechos de la plantilla".

En este punto, han señalado que el acceso a esta documentación, "que ha sido negada de forma injustificada por Metro Málaga", es un "derecho de los representantes de los trabajadores, reconocido en el Estatuto de los Trabajadores", incluso, han continuado, "Metro Málaga ha llegado a obviar el requerimiento por parte de Inspección de trabajo, de que se nos haga entrega de la documentación".

Así, CCOO critican que "los colectivos de operadores de línea y técnicos de operaciones se sienten discriminados con el resto de trabajadores de la empresa" por "esta política de gratificaciones salariales que no se recogen en las tablas salariales del convenio colectivo y que generan un agravio comparativo entre los miembros de la plantilla de la empresa".

Por otro lado, CCOO ha criticado que desde hace más de un año ha denunciado que "los colectivos de Operadores de Línea y Técnicos de Operaciones tienen unas laborales discriminatorias si se comparan con otras plantillas, que llevan a cabo el mismo trabajo en metro Sevilla, y en otras comunidades autónomas".

En este sentido, el sindicado ha informado de que el próximo lunes

la plantilla de metro Málaga se reunirá en asamblea para valorar la marcha de la negociación colectiva", que han calificado de "negociación difícil añadiendo a las dificultades iniciales el enrarecido ambiente laboral tras conocer esta nueva discriminación".

Es más, han afirmado que CCOO no descarta llevar a los tribunales "dicha discriminación" y ha puesto el tema en manos de su asesoría jurídica por si estos hechos fueran constitutivos "de alguna falta laboral".

Desde CCOO han señalado que "la dirección de la empresa Metro de Málaga lejos de ser una empresa moderna con políticas de gestión actual y comprometida con sus trabajadores, se presenta como una empresa clasista donde apuesta por la desigualdad y la precariedad laboral de parte

de sus trabajadores. Los conductores y controladores de esta empresa se sienten discriminados laboralmente", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.