La actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes de automoción provocaría un efecto impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más de un 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos.

Así se recoge en la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción, elaborada por ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), SERNAUTO (Asociación Española de Proveedores de Automoción) y KPMG, documento fruto de la colaboración público-privada orientada a la mejora de la competitividad como país.

La presidenta de SERNAUTO, María Helena Antolin; el director general de SERNAUTO; José Portilla; el vicepresidente ejecutivo de ANFAC; Mario Armero; y el director general de la planta de Mercedes-Benz en Vitoria, Emilio Titos, han presentado este jueves a la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, las principales conclusiones de la Agenda Sectorial. Han estado acompañados por José Esmorís e Inés Anitua, presidente y directora general de ACICAE-Clúster de Automoción de Euskadi, respectivamente.

Dicha Agenda Sectorial incluye una hoja de ruta con propuestas específicas para potenciar, aún más, la industria de automoción, poniendo en valor su importancia para seguir siendo "líderes a nivel mundial", han destacado.

En la misma se proponen "20 medidas para 2020", dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad. Estas medidas están contempladas dentro de siete líneas de acción prioritarias para esta industria: productividad y flexibilidad; logística; fiscalidad y financiación; I+D+i; capital humano; internacionalización y regulación.

IMPACTO REAL

La consecución de las medidas y objetivos establecidos tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española. Según sus autores, la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes de automoción provocaría un efecto impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más de un 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos.

Arantxa Tapia ha agradecido a SERNAUTO y ANFAC el trabajo recogido en la Agenda Sectorial de la Automoción y ha felicitado al conjunto de las empresas del sector de Euskadi y al clúster vasco que las aglutina, ACICAE, por la "convicción, criterio y fuerza" con la que están posicionando al sector de la automoción de Euskadi en los mercados internacionales.

"Euskadi asume la actividad del sector como prioritaria y ejemplar para el impulso del desarrollo industrial. Entre los retos del sector en Euskadi, cabe destacar la apuesta por la digitalización y por la formación de capital humano para preparar el futuro del sector y anticiparnos en el diseño de los nuevos conceptos de movilidad como la intermodalidad o la movilidad eléctrica", ha manifestado.

Por su parte, José Portilla ha resaltado que "la industria de componentes para automoción tiene un peso muy importante en la economía española y vasca, y en la generación de empleo. De ahí que resulte clave seguir impulsando medidas que puedan favorecer la competitividad de los proveedores".

APOYAR A LAS EMPRESAS

Según ha apuntado, en estos momentos de "gran disrupción tecnológica, es esencial apoyar a las empresas de la cadena de valor, especialmente, a las pymes, para que puedan aprovechar las oportunidades y seguir creciendo".

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de ANFAC ha afirmado que "el sector se enfrenta a grandes retos de futuro en cuanto a entorno de fabricación y tipología de vehículos". "Tenemos que estar preparados para seguir optando a la fabricación de nuevos modelos. Es crucial aprovechar el corto y medio plazo para anticiparse al entorno disruptivo al que se enfrenta la industria", ha explicado.

Asimismo, ha destacado que en los próximos 18 meses aproximadamente se van a tomar decisiones que configurarán la producción de las fábricas europeas de vehículos y "condicionarán su futuro a medio y largo plazo". "Tenemos que estar presentes en ese diseño asegurando, no sólo el futuro del sector, sino el propio porvenir industrial de la economía vasca y española. Y la Agenda Sectorial es una buena hoja de ruta para mejorar nuestra competitividad y seguir siendo atractivos como lugar para invertir", ha dicho.

El sector vasco de automoción está formado por 300 empresas de componentes y una factoría de fabricación de vehículos que facturan 19.600 millones de euros y cuentan con 270 plantas productivas fuera de España. Estas empresas dan trabajo a 43.000 profesionales en Euskadi y otros 40.000 fuera de sus fronteras. Su peso dentro de la economía vasca representa el 28% del PIB.

'DESAFÍOS DEL SECTOR DE LA AUTOMOCIÓN'

Horas antes, las instalaciones de AIC de Amorebieta (Bizkaia) han acogido la tercera edición del encuentro "Desafíos del Sector de la Automoción", organizado por Expasión y Acicae-Cluster de Automoción del País Vasco, para reunir a los protagonistas de la industria de la automoción española y conocer de primera mano las perspectivas del sector, así como para debatir sobre algunas de las transformaciones que se irán produciendo en los próximos años.

En concreto, en el encuentro, en el que han participado más de 300 personas, se han abordado cuestiones como el posicionamiento del sector de automoción en el periodo 2018-2020, los vectores energéticos de propulsión y los nuevos actores en la cadena de valor.

Entre los ponentes, el presidente de Gestamp, Francisco Riberas, ha subrayado que hay tres ámbitos "importantes" que suponen "retos y oportunidades", entre ellos, la propia evolución del mercado o cuestiones tecnológicas que afectan al sector.

En relación a la evolución del mercado, se ha mostrado optimista ha expresado su confianza en que el crecimiento "va a estar". Riberas ha destacado que, sin tener centros de decisión en España, se han mantenido todas las plantas de producción del país, lo que evidencia un "buen nivel de competitividad".

El presidente de Gestamp ha indicado, por otra parte, que el horizonte del vehículo CASE-Conectado, Autónomo, con Servicios y Eléctrico se convertirá en la dinámica generalizada, pero en un horizonte de 40 años, porque en la actualidad todavía hay "un gran nivel de incertidumbre".

Asimismo, ha afirmado que el 'outsourcing' de los fabricantes de coches hacia las empresas de componentes "va a ir a más", gracias a los nuevos tipos de vehículos y tecnologías en desarrollo. "Es una oportunidad. Soy optimista al respecto", ha apuntado.

Por su parte, el vicepresidente de ANFAC, Mario Armero, ha manifestado que, "sin industria, no hay futuro" y ha subrayado que Euskadi es un "buen ejemplo "de industrialización y de cooperación".

Asimismo, ha señalado que en España, con la automoción, se tiene "un tesoro" que se debe administrar. No obstante, ha demandado a las administraciones políticas industriales "adecuadas" para acompañar la "transición" que debe realizar la industria española del automóvil ante un entorno "altamente competitivo".

El encuentro ha continuado con distintas ponencias que han tratado aspectos como la electrificación, los nuevos combustibles, el coche compartido o la demanda de profesionales.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.