Así lo ha indicado este jueves en una nota la organización, desde la que se ha recordado que, según normativa de 2015, se permite no hacer siembra de algodón siempre y cuando se introduzcan cultivos compatibles con el algodón. Sin embargo, "con la sequía que asola la provincia, en la zona del Rumblar es muy probable que no haya agua para sembrar algodón esta campaña, pero tampoco se podrá sembrar ningún cultivo".

La única solución es que se deje la tierra en barbecho, aunque esta opción no es compatible con la normativa vigente. "En este caso, los algodoneros no cumplirían con la orden actual, un incumplimiento que es considerado como grave", ha afirmado.

La consecuencia, según ha apuntado COAG-Jaén, "sería no sólo que pudieran ser excluidos del régimen y no perciban las ayudas del año actual, sino tengan que devolver ayudas anteriores de 2015 y 2016".

Ante esta situación, ha planteado a la Administración que se tenga en cuenta el artículo 11 de la Orden de Ayudas de Agroambientales para que la sequía sea considerada una causa de fuerza mayor y que los algodoneros puedan dejar la tierra en barbecho sin percibir la ayuda correspondiente a este año, pero sin que tengan que reintegrar las percibidas en años anteriores.

"Es decir, que no cobren la subvención, pero tampoco se les penalice por una causa ajena al algodonero", han puesto de relieve desde la organización agraria.

Consulta aquí más noticias de Jaén.