La decisión de Navarra, ha informado el Gobierno en una nota, se fundamenta en una "falta de propuestas concretas, de reconocimiento y adecuada definición de la cooperación descentralizada y carencia de marco presupuestario". "Además el Plan no cuenta con indicadores y marco de resultados, con lo que el seguimiento y la evaluación no son factibles", ha dicho.

El Plan se ha aprobado por 30 votos a favor y 13 en contra. Además de Navarra, otras ocho comunidades autónomas y cuatro ayuntamientos representados han mostrado su disconformidad con el documento.

El debate y aprobación del V Plan Director de la Cooperación Española ha sido el principal punto del orden del día de la Comisión Interterritorial, órgano integrado por representantes de la Administración General del Estado, de las comunidades autónomas y de las entidades locales.

El documento presentado, a juicio de la representante de Navarra, "hace un correcto análisis de la situación internacional de cooperación al desarrollo, de sus retos y de los principios que deben inspirar la acción de España en este ámbito". No obstante, "no se aprecia una correspondencia entre los problemas detectados y las medidas, actuaciones y recursos aplicados para resolverlos".

La falta de apoyo de Navarra a la propuesta del Ministerio se fundamenta, según Gema Mañú, en "la falta de propuestas concretas, de reconocimiento y definición de la cooperación descentralizada y de un marco presupuestario adecuado que permita alcanzar los objetivos propuestos. Se queda en un documento de buenas intenciones".

El Gobierno de Navarra coincide en el análisis con el realizado por la Coordinadora de ONGD de España, así como con el Consejo de Cooperación al Desarrollo de España, ha indicado el propio Ejecutivo.

Consulta aquí más noticias de Navarra.