Funcionarios
Empleados públicos en su puesto de trabajo. EFE

El email que recibió Carla la dejó ojiplática. Era la respuesta a una solicitud de empleo de la compañía Impulsa, que buscaba a una persona para el puesto de ejecutiva de cuentas. Un día después de solicitarlo, la joven recibió un correo que ha compartido en Twitter y que ha provocado un terremeto en redes.

En él, la compañía le agradecía su interés, pero informaba de que en estos momentos el perfil que buscan es otro. "Buscamos un chico porque las cuentas en las que trabajará son Carglass y Coca-Cola... y créeme, necesitan un hombre para aguantar el ritmo, las visitas, saber de producción, etc. Nos quedamos tu historial profesional por si tuviéramos alguna necesidad futura. Gracias y mucha suerte". 

Carla ha tildado de vergonzosos estos argumentos y ha  compartido el email en su cuenta de Twitter. "Increíble que todavía existan empresas que no apoyan la igualdad de género en el ámbito laboral. Vergüenza", denuncia.  

La empresa ha enviado un comunicado a través del que el Director, Pere Terés, reconoce que el incidente fue "del todo desapropiado, fruto de las prisas y la necesidad de no dejar sin respuesta a todas aquellas personas que aplicaron a nuestra oferta". "Quiero reiterar mis disculpas", se disculpa Terés, quien asegura que él mismo se puso en contacto con Carla para demostrarle su rechazo a lo que había sucedido y explicarle así que la compañía defiende una una política inclusiva y de conciliación familiar. "Desde la empresa se han tomado las medidas necesarias para que esta desagradable situación no vuelva a producirse en un futuro".

"Muy apenado y arrepentido por lo ocurrido, tanto con la candidata como con las empresas que se han visto involucradas en esta desafortunada situación, no puedo más que volver a disculparme", termina la misiva.