En un comunicado remitido a los medios, el colectivo avisa de que el vertido, de color turquesa-blanquecino, forma espuma al moverse y empeora "de forma preocupante" la situación de este río que, como ha recordado, experimenta desde hace años una "grave problemática ambiental".

La asociación ha explicado que comunicó por escrito a Augas de Galicia y a la Consellería de Medio Ambiente el caso y ha instado a las autoridades a "actuar con prontitud" ante una situación "insostenible".

Y es que, según señala Aldea Viva, la situación es "manifiestamente incompatible" con la Directiva Marco del Agua (2000/60/CE), establecida para detener el deterioro del estado de las masas de agua en todo el ámbito de la Unión Europea.

En la nota de prensa, además, la asociación ha rechazado el uso partidista del movimiento social contra la mina, por lo que se ha mostrado en contra de la recogida de firmas anunciada por el BNG al considerar que es una labor que deben realizar los vecinos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.